viernes, 29 de marzo de 2013

Profiteroles de crema pastelera infalible

En muchos lugares de España se preparan por estas fechas buñuelos de viento, cubiertos de azúcar.

Los buñuelos de viento se fríen, y personalmente, a mi eso de freír no me gusta naaada, de verdad, naada de naada. Por lo que os presento una alternativa que me encantó y que no tiene desperdicio ninguno. ¡Triunfó! aquí va: 




Bonitos ¿verdad?... ¿os animáis?



Vamos con la receta..., al lío;
Ingredientes:
-3 huevos M (si se utilizan más grandes, la masa queda menos espesa y el dibujo de la boquilla estrellada se pierde al no tener consistencia, pero por lo demás salen súper bien, igual de buenos. Lo digo por experiencia propia).
-250ml. de agua
-100gr. de harina 
-50gr. de manteca de cerdo
-1 pizca de sal


Manos a la obra con la masa:
Precalentar el horno a 220º.
Poner a hervir el agua en un cazo. Cuando hierva, añadir la pizca de sal y la manteca de cerdo. Una vez se haya derretido la manteca de cerdo en su totalidad, retirar del fuego y añadir la harina de golpe y no parar de mover hasta conseguir una mezcla sin grumos. A continuación añadir los huevos, de uno en uno. Poner un huevo, mover hasta que se integre y luego añadir el otro, así sucesivamente, hasta lograr una masa homogénea.
En una bandeja de horno poner papel vegetal, de horno, sulfurizado,...como lo queráis llamar o si no, untar mantequilla, o aceite en spray,... (yo utilizo papel vegetal, pero cualquier opción es buena. Lo utilizo porque mancha menos...)
Introducir la masa en una manga pastelera, y utilizar una boquilla ancha, estrellada o no,...esto sólo aporta dibujo al profiterol que sea rayado o no, sin más. 
Poner sobre la bandeja de horno la masa con la ayuda de la manga pastelera y realizar bolitas a modo de espiral hacia arriba. 
Cuando el horno esté muy caliente, introducir los profiteroles, hasta que estén dorados, yo me guío por esto, que estén dorados. Más o menos son unos 10-12', utilicé el ventilador del horno. No abrir para nada el horno, sólo para extraerlos, una vez estén hechos.
Dejar enfriar.
Salen unos 30 profiteroles, en función del tamaño que se realicen.

Mientras se enfrían, se puede preparar la crema pastelera. 
¡Por fin encontré: "La Receta infalible de Crema Pastelera"! La buscaba hace muchísimo tiempo y ésta es espectacular, no se forman grumos y su textura es perfecta, para mi gusto, claro. 

-350ml. de leche entera
-1 cucharada grande con picota, colmada, de maicena
-6 cucharadas grandes de azúcar
-3 yemas de huevo
-1/4 de cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Manos a la obra:
Deshacer la maicena en unos 70ml de leche.  
Poner el resto de la leche en un cazo y añadir tres cucharadas de azúcar. (y si se ha querido, añadir la esencia de vainilla). Añadir a este cazo la leche disuelta con la maicena.
Batir las tres yemas de huevo con las otras tres cucharadas de azúcar y luego añadirlas al cazo de leche anterior.
Poner el cazo a fuego lento y no dejar de remover con varillas, hasta que dé un pequeño hervor. 
El proceso es lento, y parece que nunca va a espesar la crema, pero ¡¡¡sí!!!, ¡lo hace en el último momento! y como he dicho antes, ¡¡¡queda genial!!!... paciencia, de verdad. 
La primera vez que realicé esta receta, pensé: ¡puuuuffff! otra receta de crema pastelera que no me sirve,... ¡pero error, di con la receta perfecta para mi gusto!, se me puso una sonrisa de oreja a oreja y dije ¡¡¡¡por fin!!!!!. Y además no hay margen de error si se hace tal cual.

A rellenar y decorar:
Se realiza un pequeño corte, con una tijera, en cada profiterol, en un lateral y por el centro. En la foto lo veréis de forma clara. 
(Nota: los profiteroles quedan huecos, es normal)
Con la ayuda de una manga pastelera se introduce la crema pastelera en cada profiterol y dejar que sobresalga un poco. 
Finalmente espolvorear con azúcar glass. 
Se puede fundir chocolate y ponerlo por encima, hacer caramelo y bañarlos un poquito, etc... 
Lo dicho en otras ocasiones; gusto, imaginación y lo que el tiempo os permita y... apetezca... ¡¡¡y por último a disfrutar!!!.






Mi madre se quedó anonadada cuando los hice por primera vez.  Mas de uno pensó que estaban comprados, así que... esto significa que son fáciles de hacer y que no tienen truco.


Me suelo caracterizar por utilizar y recomendar recetas que salgan a la primera y sin trucos guardados. Da mucha rabia preparar algo con toda tu ilusión y expectativa y,.. que después de todo, no salga a la primera habiendo seguido los pasos al pie de la letra...  ¿o no?...

Sin mas me despido y ¡hasta la próxima!.
Creo que os traeré una receta en la que se pueda utilizar gran parte de la manteca de cerdo que nos haya sobrado...aunque aguanta tiempo y se puede congelar...pero creo que es una buena opción.

¡Ciao!

Debido a las fechas de Semana Santa, creo que debía de haber publicado esta receta con antelación, para así poder preparar la receta en estos días,... pero he estado bastante liada con la decoración de la boda de mi cuñado...¡Sorry!.

P.D.: Receta original de la familia de Alma Obregón.

viernes, 22 de marzo de 2013

Bizcocho de calabacín y chocolate


Este es un bizcocho muy sencillo, rápido de hacer y te puede sacar de más de un apuro. Además queda buenísimo, nada empalagoso y no sabe a calabacín...¡de verdad!

De hecho a gente que no le gusta para nada esta verdura, repite... y ¡¡¡pide la receta!!!.

Este bizcocho me recuerda a uno que mi madre nos hacía cuando éramos pequeños, luego le relevé yo, y de hecho... ¡aún lo sigo haciendo!, a mi padre le encanta,... En aspecto se parece mucho a este, aunque más dulce el de mi niñez. Algún día lo publicaré.


Comentar que entre las virtudes de este bizcocho de calabacín, destacar que es apto para aquellos que son alérgicos al huevo. ¡Bien! ¿no?.






Vamos con la receta;
Ingredientes:
-300gr. de calabacín triturado o rallado (con piel)
-250gr. de harina
-200gr. de azúcar
-50gr. de cacao puro en polvo
-1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico*
-1 pizca de sal
-125ml de aceite de girasol o aceite de oliva suave
-1 cucharadita de extracto de vainilla (si se quiere, yo le pongo)


Manos a la obra:
Precalentar el horno a 175-180ºC.

Triturar o rallar el calabacín, ponerlo en un bol y añadir los demás ingredientes. Mezclar hasta que conseguir una masa de color uniforme.
Poner la mezcla en un molde, apto para horno, de unos 25x20cm o similar, previamente untado con mantequilla y espolvoreado con  harina. (yo, únicamente, pongo aceite vegetal en spray, ¡va genial!).
Hornear unos 20-25' aprox. hasta que el palillo salga limpio y dejar enfriar. 

A decorar:

Se puede dejar así, sin más.
Realizar una cobertura de chocolate y ponerlo por encima (lo aconsejo, además le añadí bolitas de chocolate blanco).
Realizar una crema de mantequilla (buttercream), explicada en la receta de Cupcakes de manzana y canela, y adornar.

Cobertura de chocolate:
-200ml. de agua
-20gr. de maizena
-250gr. de chocolate fondant

Mezclar el agua y la maicena, hasta que los grumos desaparezcan.
Calentar a fuego medio-bajo dicha mezcla y añadir el chocolate troceado sin dejar de mover hasta que se funda.
Retirar del fuego y verter la mezcla de chocolate por encima del bizcocho de calabacín, sin miedo, y por último meterlo en la nevera hasta su consumición. Sacarlo unos 20' antes de comerlo.

Aquí os muestro diferentes versiones:


 





Espero que lo hagáis y comprobéis que no sabe para naaada a calabacín. ¡¡¡Ya me contaréis!!!
Además con la cobertura de chocolate ¡¡está espectacular!!.

Apuntes: *Si no hay problemas con la alergia al huevo, se puede sustituir por levadura química, sería 1 cucharadita.
También existen levaduras químicas en polvo que no contienen trazas de huevo.

Receta basada en "La Receta de la Felicidad".

sábado, 16 de marzo de 2013

Cupcakes de manzana y canela

Simplemente... ¡deliciosos!.....y con sabor a hogar... como a mi me gusta....

Otro postre que hice para el cumpleaños de mi niña, tema "Campanilla", de ahí el topper y las cápsulas del cupcake.... a juego con la tarta de Campanilla de fondant (Corazón de fondant 2).



Vamos con la receta;
Ingredientes:

Bizcocho:
-115gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
-220gr. de azúcar blanco
-3huevos (yo utilizo L, se pueden M)
-220gr. de harina
-1 +1/2 cucharadita de levadura química 
-150ml. de leche entera o semidesnatada (*)
-2 palitos de canela en rama
-2 cucharaditas de canela en polvo
-2 manzanas medianas (golden a ser posibles) peladas y cortadas en trocitos pequeñitos.

Crema de mantequilla de vainilla:
-250gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
-325gr. de azúcar glass
-1 cucharadita de extracto u esencia de vainilla
-3 cucharadas de leche entera o semidesnatada (*reservadas anteriormente).
-colorante en pasta, si se quiere. 


Manos a la obra:
Precalentamos el horno a unos 175 -180ºC arriba y abajo (yo utilizo el ventilador, si no se tiene no pasa nada).
Preparamos la bandeja de magdalenas, colocamos las cápsulas en cada uno de los huecos. (Si no se tiene bandeja, pues se pueden utilizar flaneras individuales, poniendo cada cápsula en cada flanera de metal).

Hervimos la leche con los dos palitos de canela en rama, dejamos que se temple. De aquí extraer 3 cucharadas de leche y reservar para realizar la crema de mantequilla(*).

Tamizar la harina junto con la levadura química y  la canela en polvo, reservar.

Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que se forme una crema suave y más clara, hasta que se integren. Añadir los huevos uno a uno, poner un huevo, batir hasta que ese integre y añadir el otro... así hasta tres. 
A continuación añadir la mitad de la harina tamizada con la canela y la levadura, batir, añadir la leche hervida, batir de nuevo y finalmente el resto de la harina y volver a batir hasta conseguir que los diferentes ingredientes se hayan integrado. En este momento incorporar la manzana partida y mezclar con un espátula. 

Repartir la masa de bizcocho en las cápsulas, llenar 2/3 partes de la cápsula y hornear unos 22-25', (la prueba del palillo, no abrir el horno antes de los 18').
Dejar enfriar en la bandeja, fuera del horno durante 5', y posteriormente extraer los cupcakes sobre una rejilla y dejar enfriar completamente. 

Para preparar la crema de mantequilla (buttercream); tamizar el azúcar glass y ponerlo en un bol junto con la mantequilla (importante, a temperatura ambiente), el extracto de vainilla y la leche que se reservó de hervir con las ramas de canela y batir hasta conseguir una crema suave y clara. Primero a velocidad baja y poco a poco subimos la velocidad progresivamente (media-alta). En este momento, si se desea,  añadir el colorante, para teñir la crema de forma uniforme. 


A decorar:
Yo utilicé una manga pastelera con una boquilla estrellada ancha, y realicé un espiral desde el centro hacia afuera en círculo. 
También se puede cubrir sencillamente con un cuchillo y dejar la superficie lisa.

Si no se quiere la crema de mantequilla, se puede realizar una cobertura súper sencilla y resultona a la vez de buena. Simplemente mezclar 12 terrones de azúcar moreno machacados gruesos y mezclar con 1/2 cucharadita de canela en polvo y cubrir los cupcakes antes de introducirlos en el horno... ¡y ya!.
Eso sí,  si no se va a poner la crema de mantequilla os aconsejo que rellenéis las cápsulas un poquito más, 3/4 así quedarán más subidas. 








La imaginación y el gusto al poder...

P.D.: Receta basada en Objevito: Cupcake Perfecto con algunas modificaciones y sugerencias que a mi me funcionan.









domingo, 10 de marzo de 2013

Galletas de mantequilla sin huevo

El día que mi princesa cumplió años llevó al colegio un detalle para cada compañero de clase y las profesoras.
El día en cuestión, fue con su bolsita de papel, repleta de estas deliciosas galletas sin huevo...y ¿por qué sin huevo? pues porque en su clase, hay un compañero alérgico a este alimento y no quería que quedase excluido... 
Por ese mismo motivo preparamos unas deliciosas galletas de mantequilla, pero eso si, ¡sin huevo!, con forma de flor, sonrientes, envueltas en unas bolsitas de celofán (apta para contener alimentos) y con una lazada.


Podéis hacer estás galletas de forma rápida, fácil y, si se quiere, adornar o no con sencillez... ¡¡son muy buenas y cuando las hacemos en casa duran muy poco!!.



Aquí va la receta;

Ingredientes:
-150gr. de mantequilla a temperatura ambiente (sacar de la nevera 24h  antes de preparar la receta, esto en invierno).
-75gr. de azúcar glass tamizado (no sirve azúcar pasado por el molinillo... no)
-1/2 cucharadita de sal
-250gr. de harina tamizada
-1+1/2 cucharaditas de extracto de vainilla (se puede utilizar diferentes aromas: limón, avellanas, coco, cerezas...).


Manos a la obra:
Tamizar en un bol la harina y la sal, reservar.

Colocar en un bol la mantequilla y batir con las varillas hasta que se forme una crema clara y con una textura muy suave. En este punto añadir el azúcar poco a poco, sin dejar de batir, hasta que se haya integrado por completo.

Añadir el aroma o extracto de vainilla, y batir de nuevo hasta que se integre. 

A continuación, añadir la harina con la sal tamizadas poco a poco y sin dejar de mover. En este punto batir ya sin varillas , hacerlo con espátula y posteriormente con las manos. Si lo hacéis con robot de cocina cambiar al batidor plano, seguir batiendo hasta formar una masa homogénea.

Formar una bola y ponerla sobre un papel de horno (papel de horno, papel sulfurizado, papel vegetal...son diferentes nombres), poner otro papel encima y estirar con el rodillo hasta formar una lámina de más o menos 1cm de grosor (esto va a gustos) y dejar reposar en la nevera una hora (con papel y todo). Si no se tiene rodillo pues existen otras alternativas que yo misma he utilizado:  un vaso liso, botella de cristal lisa,...intentar que la masa quede más o menos uniforme.  

Precalentar el horno a 175ºC aprox.
Transcurrido este tiempo sacar la lámina y realizar las formas de las galletas con cortadores de galletas, hay infinidad de ellos. Con los restos volver a amasar, formar la lámina, ponerla unos 25' en la nevera (yo la pongo en el congelador, así tardo menos 5'-10') y volver a hacer las formas... Al amasar de nuevo varias veces, la textura de estas galletas no queda igual pero apenas se aprecia... igualmente están riquísimas.


 

Poner las galletas en una bandeja (con la ayuda de una espátula o cuchillo fino sin sierra, enharinado o con un poco de azúcar glass, así no se pegarán las galletas al cuchillo o espátula) con papel de horno y meterlas en la parte central del horno unos 12-15' a 175ºC, con calor arriba y abajo (yo pongo el ventilador del horno, si no se tiene pues no paaasa naaada)

El tiempo es aproximado, yo en las galletas no suelo controlarlo. Lo que hago es poner en la bandeja galletas del mismo tamaño más o menos, porque si no, unas se harían más y otras menos... y observar que en cuanto se empiecen a poner doraditos los bordes de las galletas,  las saco. A mi me gustan blanquitas, pero eso va a gustos, a veces... se doran, con niños correteando suele suceder...

Sacar del horno, dejarlas sobre una rejilla (si se tiene) hasta que se enfríen y ya está. 


A decorar:

Se pueden dejar así, espolvorear azúcar glass por encima con la ayuda de un colador fino, poner chocolate, decorar con glasa real para galletas,....infinidad de posibilidades.

En esta ocasión las decoró mi niña con gel para decorar galletas (se lo regaló su tío), les puso ojos, nariz y boca. Las dejamos secar y finalmente las metimos en una bolsita de celofán y las atamos con un lazo. 




¡¡¡Y aquí están!! ¡¡¡Así de chulas quedaron...!!! Y así las disfrutaron... espero que os hayan gustado y las podáis disfrutar.



                                      



P.D.: Esta receta está basada en la que hasta ahora no me ha fallado, Chris de Sugar Mur.


domingo, 3 de marzo de 2013

¡¡Corazón de Fondant 2!!

¿Corazón de fondant 2? ...siiii ....¡y no por la forma!


Como es obvio no tiene aspecto de corazón... pero eso sí, está hecho con todo el corazón hacia mi princesita... mi niña mayor. 

Como comenté en la entrada anterior, ella fue el motivo de mi primer contacto con el gran desconocido para mi: El Fondant. 

Ella eligió un modelo de tarta y...!!!!vuualá¡¡¡ (expresión en francés, voilà).






Creo que no me puedo quejar para ser mi segunda tarta de fondant.., ¡tiene fallos por supuesto! pero ahí vamos perfeccionando, que es de lo que se trata. Primero disfrutar y luego aprender.

Es una tarta de bizcocho húmedo de chocolate, rellena de ganache de chocolate y cubierta con fondant. Salió muy buena, aunque el bizcocho no subió tanto como lo deseado...


Vamos con la receta:

El bizcocho lo hice un día y medio antes, es algo que aprendí y la verdad que dá muy buenos resultados, os lo aconsejo sí o sí, y además el proceso no se nos hace tan largo en un mismo día.

Bizcocho de chocolate
Ingredientes:
-150gr. de chocolate fondant
-140gr. de mantequilla a temperatura ambiente (yo la dejo toda la noche fuera de la nevera junto con los huevos, otro truquillo).
-100gr. de azúcar normal
-8 claras
-8 yemas
- otros 100gr. de azúcar normal
-120gr. de harina normal
- un sobre de levadura química (tipo Royal)

Manos a la obra:
Primero precalentar el horno a 170ºC.
Fundir el chocolate al baño María y reservar.
A parte, batir la mantequilla con el azúcar (100gr.), hasta conseguir que la mantequilla se aclare y forme una crema (hasta que se integren vaya...).
Seguidamente incorporar el chocolate derretido previamente y seguir batiendo hasta que se hayan integrado todos los ingredientes.
Añadir las yemas, ¡importante! de una en una, poner una y batir y hasta que no se haya integrado no añadir la otra... y así sucesivamente hasta completar las 8 yemas.

Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.

Por otro lado, montar  a punto de nieve las 8 claras de huevo, incorporando el azúcar poco a poco, yo lo hice simultáneamente.

Ahora lo más complicado o laborioso, las claras a punto de nieve se deben incorporar a la mezcla que hicimos con la mantequilla,  el azúcar, las yemas, el chocolate... pero antes de nada incorporar una cuarta parte de las claras a punto de nieve a la mezcla y mezclar suave hasta homogeneizar (serían unas 4 cucharadas enormes de las claras, con picota y mucho más).
Luego incorporar parte de la harina y seguir mezclando luego otro poco de claras a punto de nieve y mezclar otro poco suavemente y así hasta acabar con las claras a punto de nieve y la harina. Yo incorporé la harina en tres veces y las claras en cuatro veces alternando cada una y moviendo con la pala muy suave y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, si no se bajaría,  se formarían unos pegotes de masa que no se incorporarán entre si y luego no se hornearía bien...

La receta original (Las Tartas de Mariana), dice que la mezcla se divida y se ponga en dos moldes de 24cm. y hornear durante 40' simultáneamente.
Yo no tengo dos moldes iguales de la misma medida, y si los tuviese, no me cabrían en el horno a la misma altura... así que lo que hice fue hornear primero uno y luego el otro a 170ºC con calor arriba y abajo y con ventilador (si no tenéis no pasa nada se sube unos 5-10ºCmás), pero eso sí, unos 20' cada uno o hasta que el palillo salga sin mancha (cada horno es diferente).
En el molde  pongo un spray desmoldante de aceite vegetal que va espectacularmente bien, rápido, limpio, y súper efectivo, nada caro para lo que se usa (pero si no pues de forma tradicional: mantequilla y harina).

Se deja enfriar 5' en el molde y luego desmoldamos y dejamos sobre una rejilla unos 10'. Luego lo que hago es envolver cada bizcocho con papel de film transparente y guardarlo en la nevera 24h mínimo, de esta manera no se reseca, se humedece, se maneja muchísimo mejor para trabajarlo después, y queda buenísimo, de verdad, siempre lo hago desde que lo aprendí.


Ganache de chocolate

Ingredientes:
-200gr. de chocolate fondant
-200ml. de nata para montar postres (mínimo 35% M.G.).

Calentar la nata, en el primer hervor retirar del fuego e incorporar el chocolate, mover hasta fundir. Dejar que se enfríe, yo lo meto en la nevera hasta lograr una textura parecida a la crema de cacao para así manipular con facilidad y evitar que se derrame al ponerlo en el bizcocho.

Sacar los bizcochos, los igualamos en altura y que queden lisitos...  como no subieron demasiado no los corté pero igualmente el bizcocho salió buenísimo.

Hice un almíbar de vainilla, lo dejé templar , y bañé los bizcochos con un pincel.
Ingredientes:
-100ml agua
-100gr. azúcar
-una cucharadita de extracto de vainilla

Se hierve el agua con el azúcar, sin dejar de mover y cuando se haya disuelto el azúcar retiramos del fuego y añadimos el extracto o esencia de vainilla.


A continuación rellené el bizcocho con el ganache de chocolate y lo cubrí intentando igualar y alisar la superficie y bordes lo máximo posible. Reservar.
Así mismo ya se puede decorar o incluso servir...os lo aconsejo ¡¡¡¡queda buenísimo!!! , pero como mi hija me pidió una tarta de campanilla....¡pues me puse a trabajar con el fondant!, lo tinté con colorantes en gel que necesitaba y que ya tenía gracias a mi hermano que me los trajo de norte América. Aquí se pueden encontrar en tiendas especializadas.
Cubrí la tarta con el fondant, 3mm de grosor con el rodillo, hice las florecitas y hojas con moldes, bolitas amarillas para las flores, y por último coloqué un topper de campanilla que también me trajo mi hermanito. Dejé la tarta a temperatura ambiente en un lugar frío de la casa, es invierno y no hay problema, la comimos el mismo día.

Un poco laborioso ¿verdad?, pero si hacéis el bizcocho con antelación... además de conseguir mejores resultados, la tarea se reparte y no se hace tan larga, es mucho mejor... además por los hijos se hacen muchos esfuerzos y este es uno de ellos hecho con el corazón...

Para acabar os aconsejo que a la hora de presentar cada postre os esmeréis un poco en ello,... cuenta muchísimo, y ya que nos hemos esforzado bastante pues un pelín más mejorará muchísimo el aspecto de todo y lucirá muchísimo más e incluso puede saber mejor...sobre todo a los demás.


 







 




Por hoy me despido, dejaré el fondant una temporadita, no es un ingrediente que me agrade demasiado a la hora de comer, a parte de la cantidad de azúcar que lleva..., eso sí, como presentación y posibilidades de decoración es espectacular, no hay duda.

Espero que hayáis disfrutado y aprendido un poquito. Nos vemos en breve.

P.D. Las fotos no están muy allá, pero entre tanto ajetreo pues imaginaos....