miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tarta de chocolate rellena de nata




Esta es una tarta que no he probado... sí, he escrito bien... ¡no la he probado!. Pero he de decir que aquellos que tuvieron el privilegio de degustar y disfrutarla me aseguraron que era la mejor tarta que habían probado hasta ahora.
Una de dos... o no han comido muchas tartas... o realmente estaba deliciosa... 

Esta tarta me la encargó una amiga para su cumpleaños y quería una tarta de chocolate y nata. A ella y a su marido les encanta el chocolate y uno de los retos de esta tarta estaba en su marido, ya que es una persona que no le gusta demasiado el dulce... pero ahí me metí de lleno...

No deliberé demasiado y me decidí por una receta de Alma Obregón, del libro "Objetivo: Tarta Perfecta". No realicé la tarta al pie de la letra, en el sentido de que escogí un bizcocho que, a mi parecer, tenía que estar delicioso y jugoso, y por otro lado escogí el relleno y cobertura. Hice un mix a petición de mi amiga. 

El bizcocho es espectacular, éste sí lo probé, pues al nivelar los bizcochos para realizar el montaje de la tarta sobró un poco... y ¡qué deciros, es súper meloso, jugoso y nada empalagoso! 

La nata, pues mi amiga la pidió, y la cubierta... fui a lo seguro, con el ganache es ir a no fallar y esta receta es deliciosa, también receta del libro de Alma Obregón. 

Finalmente quedó bastante bonita, creo que sencilla y elegante.

¿Qué os parece?




Vamos con la tarta...

Ingredientes (para 2 moldes de 18 cm de diámetro o 3 moldes de 15 cm de diámetro, o el que tengáis... vigilar los tiempos de cocción, en este caso variarán):

Bizcocho:
- 150 gr. de harina
- 50 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar (uso Valor, lata de hojalata)
- 2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química tipo Royal)
- 80 ml. de aceite de oliva suave
- 250 gr. de azúcar
- 2 huevos talla M
- 150 ml. de leche entera o semidesnatada
- 1 cucharadita de extracto de vainilla (yo puse pasta de vainilla marca Home Chef)
- 150 ml. de agua hirviendo

(Todos los ingredientes a temperatura ambiente)

Relleno: 
- 200 ml. de nata fría para montar (mínimo 35 % M.G.)
- azúcar, al gusto

Cubierta y decoración:
- Ganache de chocolate
   - 250 ml. de nata para montar (mínimo 35 % M.G.)
   - 320 gr. de chocolate (mínimo un 50% de cacao)
- Fondant blanco (yo utilizo PME)
- colorante rosa


Elaboración...
En primer lugar precalentar el horno a 180 ºC. Arriba y abajo, yo sin ventilador.
Preparar los moldes a utilizar. Yo utilizo spray desmoldante (es aceite vegetal con emulgentes y funciona de maravilla), si no untar mantequilla y espolvorear harina o, lo que es mejor a mi parecer, poner aceite de oliva suave sin nada más, con ayuda de un pincel o los dedos...

En un bol tamizar la harina, el cacao y la levadura. Reservar.

Batir a velocidad baja el aceite, el azúcar y los huevos de uno en uno, no añadir el siguiente huevo hasta que no se integre el anterior... Añadir la harina con el cacao y el polvo de hornear. Mezclar. Incorporar la leche y la vainilla, remover y añadir finalmente el agua hirviendo. Batir de nuevo, hasta que se integren los ingredientes. Se obtendrá una masa bastante líquida, es así.

Repartir la masa en los moldes de forma equitativa. Hornear durante 30-35' aproximadamente, disponer la bandeja a media altura, a 180 ºC. (No os fieis del tiempo, observar el bizcocho, la prueba del palillo, que salga limpio al pinchar el centro del bizcocho y otro aviso de que el bizcocho está horneado, generalmente,... es que se separa de las paredes del molde).

Una vez horneado, sacar del horno y dejar enfriar en el molde, sobre una rejilla, si se tiene... No desmoldar los bizcochos en caliente, se romperán... Desmoldar una vez fríos.
(Yo ahora los envuelvo en film transparente y los guardo en la nevera, cada uno por separado. Mínimo una noche. El bizcocho adquiere jugosidad, la miga se asienta, facilita la manipulación y está mucho más bueno. Ya sabéis, que en mi opinión, las tartas y otros dulces suelen estar más buenos conforme pasan algunos días).

En esta ocasión el bizcocho va relleno de nata y cubierto de ganache de chocolate.

Dividir en dos cada bizcocho, si no queréis no hace falta. De esta manera obtuve 4 capitas de bizcocho, cada una de ellas la rellene de nata.


Nata montada para el relleno:
Batir la nata para montar,  importante que esté fría, batir con varillas. Una vez forme picos blandos  (momento en el que al retirar la varilla y al darle la vuelta el pico de nata que se ha formado, se ladea un poco) añadir el azúcar al gusto. Batir un poco más hasta obtener picos firmes. (Momento en el que al retirar la varilla y al darle la vuela, el pico que se ha formado sigue firme, no se ladea). Parar, no batir más, pues se corre el riesgo de que se convierta en mantequilla. Me ha sucedido en dos ocasiones. El truco es frío y no batir en exceso.

Para montar la tarta de 4 pisos, pongo en un plato giratorio una base de cartón forrada con papel de aluminio y film transparente del mismo diámetro, o un poquito más, al del bizcocho (existen discos de cartón específicos para ello en el mercado). Pongo un poco de nata en la base para fijar y pongo el primer piso de bizcocho. Cubro con nata, añado el otro piso y así sucesivamente. Sobre el último piso no pongo nada ya que esta tarta va a ir cubierta de ganache de chocolate. 


Ganache de chocolate (lo realizo antes de preparar el relleno porque así se va enfriando y adquiere la textura que quiero, la de crema de cacao para untar):
En un cazo, poner la nata para montar, sin montar, tal cual. Llevar a ebullición. Una vez hierva, retirar del fuego y añadir el chocolate troceado. Remover hasta que el chocolate se funda. Dejar enfriar. 
Se puede utilizar en este momento, pero yo prefiero trabajar con una textura más espesa. Dejo enfriar o incluso introduzco la mezcla en la nevera, vigilando la textura que quiero obtener. 

Cubrir la tarta con ayuda de una espátula y adornar al gusto.

Realicé unas florecitas con ayuda de un molde con expulsor para fondant... y voila... ¡Tarta terminada a punto de partir hacia su destino final!


Os enseño cómo se la llevó, pues tenía que viajar durante una hora hasta su lugar de destino, donde celebró su cumpleaños al lado de su familia. 

Lo que se ve al fondo sujetado con whasi tape (cinta adhesiva decorada) son tres velitas de color rosa que se complementaban perfectamente con la tarta.




Y este fue el resultado final de presentación. 




Yo siempre digo y opino que: 

"La primera impresión es una carta de presentación que nunca se olvida..." 


Espero que os guste tanto como a mi me gustó. Disfruté mucho haciendo la tarta y preparando su embalaje. Y qué decir de la incertidumbre de si les gustará o no les gustará... al final es lo que más deseas, que realmente guste a aquellos que en cierto sentido tienen unas espectativas... 

¡Felices días!



miércoles, 6 de noviembre de 2013

Barritas de cereales y nubes

He aquí una de las recetas más sencillas, que gusta a niños y a mayores.




¡¡Un tentempié o piscolabis asegurado!!!

Son una barritas de cereales muy versátiles, con infinidad de variaciones y posibilidades... lo que la imaginación y el paladar te puedan permitir.

Fáciles y rápidas de hacer, un poco engorrosas, eso sí, por lo pegajoso de las nubes... pero deliciosas!!! 

Personalmente no es una golosina o dulce que me apasione. En mis bolsitas de chucherías o golosinas casi nunca estaban ni estan presentes, y cuando lo estaban o están es porque pienso en mi madre, que a ella si le encantaban y le encantan...

En alguna ocasión, con amigos canadienses, recuerdo haberlas comido pinchadas en un palo y tostaditas en una hoguera... ¡¡incluso en alguna ocasión congeladas!!

Existen diferentes nombres para las nubes. Todo depende de dónde nos encontremos. Recuerdo que de pequeñita, en el País Vasco, Santurce, se llamaban jamones...  en otros lugares se las conoce como malvaviscos, esponjitas, masmelos, marshmallow... y no sé si hay más...




Vamos con la receta...

Ingredientes para unas 16 barritas de cereales (todo en función del tamaño que las queramos hacer):
- 50 gr. de mantequilla
- 300 gr. de nubes
- 175 gr. de cereales (arroz inflado)
- cobertura de chocolate, candy melts o nada

Preparar una bandeja  de unos  23x18 cm, (la que tengáis seguro irá bien, pues saldrán más gorditas o finas...) untada con margarina, mantequilla o aceite vegetal en spray (yo uso uno de la marca Dübör que va genial)
Dejar la bandeja cerca, a nuestro alcance. 

En un cazo deshacer la mantequilla a fuego medio - bajo. A continuación, añadir las nubes y deshacer con ayuda de una cuchara untada en mantequilla, con la intención de que se peguen, lo menos posible, las nubes. Remover hasta que se deshagan. Retirar del fuego y añadir el arroz inflado o el cereal que se haya elegido. Mover hasta que todo el cereal se haya impregnado de la mantequilla y de las nubes deshechas.

Cada vez que preparo esta receta, acabo con un poco de dolor en el brazo, debido al movimiento continuo y cada vez más dificultoso al mezclar las nubes, se endurecen rápidamente, es muy pegajoso, cuesta un poco, se forman unos hilos bastante molestos... debido al azúcar... uuufff qué engorro ¿no?, parece que en vez de animar estoy haciendo todo lo contrario... pero sabéis que, los que me conocéis un poco, acostumbro a contar todo con bastantes pelos y señales... no quiero pintarlo todo de color de rosa y omitir dificultades...

¡Pero no por eso dejéis de hacer la receta, están muy buenas y repetiréis! Es un momentito de nada...

Una vez esté todo bien mezclado verter la mezcla sobre la bandeja antes preparada, como se pueda... es incómodo por lo pegajoso que es. Lo que utilizo es mantequilla en mis manos y manipulo la mezcla, lo menos posible, nivelando y aplastando el cereal para unirlo, que quede apelmazado y nivelado. 
Finalmente dejar enfriar. (Yo me voy frotando las manos con la mantequilla que tengo en las manos, no hace falta añadir más, con la residual es suficiente para que no se te pegue. Es muy fácil aunque algo pegajoso, no lo voy a negar. Por si no ha quedado claro...).
Dejar enfriar por completo. Una vez esté frío cortar rectángulos o  formas varias, con un cuchillo bien afilado y con decisión. También se pueden utilizar cortadores de galletas... 

En este momento guardo las barritas en la nevera para que se enfríen y dejen de ser pegajosillas.... 

Derretir chocolate, el elegido y decorar al gusto... 

Como se puede ver admite infinidad de ingredientes; frutos secos, fruta deshidratada, diferentes cereales,...incluso se le puede añadir colorante o aromas en el momento en el que se deshaga la mantequilla y las nubes.... 

Y he aquí unas barritas deliciosas de cereales, dulces y bien sencillas. 





¡¡Abran la despensa y sírvanse!!!

Si te ha gustado esta receta puedes dejar tu comentario, sugerencia o simplemente decir un ¡Hola!... 

Yo de momento me despido hasta la próxima semana o próximo comentario... ¡Gracias por estar al otro lado! 

Se me olvidaba....

Esta receta la hice gracias a mi cuñado, el menor. Estuvo en Canadá durante una temporada y cuando regresó, una de las recetas que preparó fue esta... por lo que... ¡Gracias! ¡también tú eres inspiración en la cocina!
¡Eres un amor y una de mis debilidades! Una de las pocas personas que saben escuchar y de las escasas tan nobles que he conocido.