domingo, 21 de diciembre de 2014

Bundt cake de vainilla con glasé de limón




En primer lugar os deseo felices fiestas, que paséis estos días lo mejor posible, disfrutando de la gente que os rodea y apreciando el más mínimo detalle, que son, al fin y al cabo, los que realmente nos hacen felices, y perduran en nuestra memoria . 


Este sencillo bizcocho puede quedar muy bien en estas fechas... hecho con amor y con la decoración adecuada.

Tiene un sabor y olor dominante a vainilla, jugoso y con ingredientes básicos que seguro gustará a todos. 

Con la ayuda de la presentación, de la puesta en escena, quedará espectacular... A veces nos liamos demasiado y muchas veces lo sencillo es lo mejor, y más cuando no hay tiempo. 





Sin más, vamos con la receta.

Ingredientes (molde de bundt cake de unos 18 cm, los del agujerito en medio):

- 210 gr. de harina
- 2 cucharaditas de levadura (tipo Royal)
- 1/4 de cucharadita de sal
- 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 150 gr. de azúcar
- 30 gr. de azúcar moreno
- 2 huevos L + 1 yema
- 2 cucharaditas de pasta o extracto de vainilla (preferiblemente las semillas de una vaina de vainilla, de esta manera el sabor es más intenso)
- 120 ml. de buttermilk*

*Para realizar el buttermilk:
- 125 ml. leche entera
- 1/2 cucharada de vinagre o de zumo de limón recién exprimido.

Glasé de limón:
- 125 gr. de azúcar glas
- 15 ml. de zumo de limón

En primer lugar precalentar el horno a 170ºC, con calor arriba y abajo, sin aire.

Preparar un molde de bundt cake con aceite o espray especial para desmoldado. (preferiblemente de unos 18 cm, yo no tenía y lo hice con uno más grande, lo único es que sale más bajito y el horneado es algo menor, y en otra ocasión lo hice con dos moldes mucho más pequeños...).

Pincelar el molde de la base hacia arriba, de esta manera se ayuda a que la masa suba más... dirige un poco el camino... (un truco). Reservar.

Preparar el *buttermilk: medir los 2 ingredientes, juntarlos y dejar reposar durante 10'. Se obtiene un líquido con aspecto de leche cortada, con cuajo, es así. Luego remover, medir la cantidad que se pida y utilizar.

Mientras tanto preparar el resto...

Tamizar (pasar por un colador, para que coja aire y esté suelta) la harina con la sal y la levadura. Reservar.

En un bol batir la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta obtener una crema suave, habrá blanqueado.
A continuación añadir los huevos y la yema de uno en uno, no añadir el siguiente hasta que el anterior no esté integrado, ya lo sabéis.

Añadir la vainilla y volver a mezclar. Ahora incorporar la mitad de la harina tamizada con la sal y la levadura, mezclar hasta que se haya incorporado, añadir el buttermilk, (*ojo medir la cantidad, hemos preparado un pelín más y con el cuajo además aumenta), mezclar, y por último el resto de la harina. Volver a mezclar hasta que los ingredientes estén incorporados y ya.

Verter la masa en el molde de bundt cake, se aconseja verterlo siempre desde el mismo punto, dejar caer la masa desde ese mismo sitio y ella se va repartiendo. En esta ocasión la masa es un poco densa y tendremos que ayudarla con la ayuda de una espátula o cuchara.

Golpear un par de veces el molde sobre la encimera, yo pongo un trapo para proteger el molde y amortiguar el sonido. Así se evita que haya podido quedar aire dentro del molde.

Introducir el molde en el horno a media altura, a 170ªC, con calor arriba y abajo, sobre una rejilla, importantísimo, para que el calor se reparta por todo el molde y por el tubo del molde, durante 40-50'. El tiempo dependerá del horno, ya se sabe... hasta que al introducir un palillo en el bizcocho, éste salga limpio.

Dejar enfriar sobre una rejilla y con el molde 10'. Ni más ni menos, ya que si lo dejáis menos se puede romper, y si lo dejáis más favorece la humedad y también se puede romper.

En este punto el bizcocho se habrá separado un poco de las paredes del molde, ahora mover el molde hacia los lados y hacia arriba y abajo, de forma suave para que se termine de despegar.

Desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla, si se tiene.

En esta ocasión realicé un glaseado de limón con 125 gr. de azúcar glass y 15ml de zumo de limón.
Pongo el azúcar glass en un recipiente y añado poco a poco el zumo de limón, mezclándolo bien, hasta obtener la textura deseada para derramar por encima del bizcocho. Si queda escaso pues se hace más, es muy sencillo. En uno de ellos cogí una manga pastelera con una boquilla redonda muy fina y dibujé.

Queda muy bueno el contraste, el dulzor de la vainilla del bundt cake con la cobertura glaseada de limón.


Besos y sed buenos!!!! 







lunes, 8 de diciembre de 2014

Tarta de manzana con cobertura de crumble de canela

Esta fue la tarta de cumpleaños de mi amado, bastante rápida y fácil.




Tiene su pequeña historia también...

Durante las vacaciones fuimos a cenar fuera, a un restaurante que tiene como protagonista el huevo. Decir que el lugar es acogedor y original, la comida buena y muy bien presentada, pero señores, nosotros somos de comer... para mí, de hecho, es un placer, y además, una que tiene raíces andaluzas y vascas.... pues ya me diréis... bueno eso, algo escaso para mi gusto... y yo es que eso de la comida minimalista aún no me va... a lo que voy, lo que más nos gustó fue el postre!!!
Una tarta de manzana deliciosa y presentada sobre un stand monísimo!!! 

¡Volvería a ese restaurante únicamente a pedir directamente el postre y un café... con eso lo digo todo...!

Nos gustó tanto que mi marido quiso una tarta así para su cumple y me puse a indagar... resultó ser bastante parecida pero no igual... necesitaba algo rápido y fácil pues en un día cumplía con la fecha probable de parto, y muy por la labor no estaba... (de ahí que las fotos no sean muy allá, la verdad...).

Aquí os la presento... además, en esta época, fechas previas a navidad, este sabor y olor apetece muchísimo, manzana, canela y azúcar moreno...




Vamos allá...


Ingredientes (molde redondo desmontable, o cuadrado, rectangular... unos 23 cm):

En un cazo:
- 3 manzanas
- 60 ml de zumo de limón recién exprimido
- 2 cucharadas soperas de azúcar moreno

En un bol:
- 180 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 140 gr. de azúcar blanco
- 2 huevos L
- 230 gr. de harina
- 2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura tipo Royal)
- 1 pizca de sal
- 180 ml. de leche entera a temperatura ambiente

Crumble:
- 150 gr. de harina
- 75 gr. de almendra molida
- 75 gr. de azúcar moreno
- 75 gr de mantequilla muy fría en daditos
- 1 cucharada de canela en polvo

En primer lugar preparamos un molde ya sea redondo, cuadrado, rectangular,... de unos 23 cm de diámetro o de unos 25 X 25 cm. Lo engrasamos y ponemos en su base papel de horno, vegetal, sulfurizado... reservar.

Precalentar el horno a 175º con calor arriba y abajo.

Mezclar la harina, la sal y la levadura. Reservar.

En un cazo ponemos las 3 manzanas troceadas a dados o como querías junto con el zumo de limón y el azúcar moreno. Ponemos en el fuego y removemos hasta que hierva, dejamos cocer a fuego medio durante 10' o hasta que las manzanas estén cocidas. Dejar templar.

En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar blanco, y con la ayuda de una batidora batir con las varillas hasta conseguir una crema tipo mousse, una pomada se llama, hasta que se blanquee y quede cremosa.

A continuación, incorporar los huevos uno a uno, ya sabéis... no añadir el otro huevo hasta que el anterior no esté integrado.

Ahora, añadir la harina con la levadura y la sal, alternando con la leche. Es decir, más o menos un tercio de la harina, la mitad de la leche, el otro tercio de la harina, el resto de la leche y el resto de la harina... Mezclar todo ello hasta que se hayan integrado los ingredientes.

Por último introducir las manzanas del cazo a temperatura ambiente (se pueden chafar, batir, o dejar como están y así encontrar los tropezones de la manzana, tal y como lo hice). Mezclar con la ayuda de una espátula.

Verter la mezcla en el molde anteriormente preparado.


Realizar el crumble, para ello, únicamente hay que mezclar los ingredientes e incorporarlos sobre la superficie de la masa del molde.

Hornear a 175º durante 40-50', hasta que el palillo salga limpio al introducirlo en la tarta.


Dejar templar, desmoldar y degustar... se puede servir tal cual o con helado de vainilla, nata montada...  Espero y deseo que os guste. 




¡Que la disfrutéis! Si os ha gustado la entrada, me encantaría que me dejaseis un comentario, con gusto lo contestaré. 

Me despido hasta la próxima donde os presentaré un bundt cake de vainilla, muy fácil de preparar, jugoso y que puede quedar muy bien para estas navidades. 

Como ingredientes especiales a tener en cuenta: una vaina de vainilla o pasta de vainilla, huevos L, azúcar moreno y un limón (opcional)



lunes, 24 de noviembre de 2014

Motivo de mi ausencia

Quizá os preguntáis que dónde me he metido estos dos últimos meses, y porqué últimamente no publicaba con el ritmo más o menos habitual... 

Algunos de vosotros no lo sabéis, pero los que me conocéis en persona, los que me seguís por Facebook, Twiter o Instagram ya sabéis que hemos sido papás por tercera vez... he aquí el motivo de mi ausencia.





Decir que todo fue un poco complicadillo y es que, aunque ya era el tercero, mis partos no son muy fáciles ni rápidos... pero gracias a Dios todo salió bien, finalmente. 


Tenemos un tercer tesoro. Su nombre es Luka, un niño que nació el 26 de septiembre, diez días más tarde de lo previsto... que pesó 3.720 gr. y midió 51 cm. 





Ya casi, han pasado 2 meses y estamos bastante adaptados... es bastante bueno, mucho más tranquilo que los otros dos tesorillos que tenemos  por casa rondando desde hace seis y cuatro años... pero imagináos un poco el trajín... la casa, el colegio, el bebé, y lo que se presente... y que momentos de caos los hay... 




Poco tiempo queda para redactar, realizar recetas y fotografiar... para el blog. Eso sí, mi  cabeza no para de crear, pensar, idear, imaginar, etc. y es que cuando algo te gusta... 

Parezco una chimenea en toda su actividad... y me faltan manos y tiempo para materializar lo que surge, imagino y veo en mi mente. 

¿Y qué decir? ahora lo más importante son ellos. 

Y ahí vamos con ganas, ilusión y con mucha felicidad, disfrutando de él y de sus hermanos, de cada momento que se nos regala, porque eso es la vida, un regalo!!! 

Los que me conocéis a través de las otras redes sociales o me seguís, podéis ver un poquito nuestra actividad y evolución, momentos de felicidad reflejados en fotografías...


Bueno ya sabéis el motivo de mi ausencia, más que justificada. Poco a poco iré publicando, lo que me pueda permitir...

Gracias una vez más a los que estáis ahí!!! Un beso y hasta la próxima.



sábado, 20 de septiembre de 2014

Bizcocho de yogur con naranja, plátano y miel




Uno de los bizcochos más conocidos y fáciles de hacer, porque siempre sale, y además con buenos resultados, sin necesidad de pesar absolutamente nada... 

Vamos a por él? Seguramente ya lo conocéis, pero aquí va...

 

Durante estas pasadas vacaciones lo hice cuando estuvimos en una casa tradicional aragonesa, en un pueblito de Huesca, Asque, con unos 10 habitantes. ¡¡Una maravilla!!! Allí pudimos descansar, disfrutar de unas maravillosas vistas, paseos, turismo... acompañados de parte de la familia... 

¡¡Gracias a los que lo prepararon todo con tanta ilusión y amor!!!




Lo dicho, lo hice porque es un bizcocho fácil de recordar, no se necesita medir nada y se utilizan pocos utensilios... además rondaban tres plátanos pochos y así los aprovechamos. Dias más tarde lo repetí en casa con otros ingredientes extras... ya que se puede hacer con los ingredientes básicos, y a partir de ahí añadir lo que nos apetezca o tengamos... 

Vamos allá... no hay excusas para no tener un bizcocho en casa... fácil, fácil y sale seguro.


Ingredientes:
- 3 huevos 
- 1 yogur natural

 Con las medidas del recipiente del yogur...
- 1 vasito de aceite de oliva suave (o mitad de oliva y mitad de girasol, probado y buenos resultados)
- 1 + 1/2 vasito de azúcar (sabéis que suelo poner menos azúcar, la receta original lleva 2 vasitos)
- 3 vasitos de harina *
- 1 sobre de levadura (impulsor, polvo de hornear) tipo Royal, la de siempre (16 gr.)
- el zumo de una naranja recién exprimida
- 1 plátano maduro chafado
- miel (en esta ocasión utilicé una miel de romero realizada artesanalmente en Asque, una delicia)

*Podéis utilizar harina bizcochona, la que tiene levadura incorporada, y así no añadís la levadura a parte...


Precalentar el horno a 175ºC. Con calor arriba y abajo, sin ventilador. 

Preparar un molde, en este caso utilicé uno rectangular, los de toda la vida, tipo "plum cake", engrasar y reservar. O el que dispongáis... como en este caso que estábamos de vacaciones y utilicé el que había, una bandeja de horno...

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Batir los huevos hasta que tripliquen su volumen y blanqueen, lo hice a mano... añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo. Incorparar el aceite, el yogur, el zumo de naranja y remover. Incorporar la harina tamizada con la levadura, mezclar con una espátula, y por último añadir el plátano bien chafado. Volver a mezclar. 

Verter la mezcla en el molde preparado e introducir en el horno a media altura, sobre una rejilla. Durante 40' aprox. a 175ºC, con calor arriba y abajo. Si se tuesta demasiado por encima, colocar un poco de papel de aluminio en la superficie, mínimo cuando hayan transcurrido 25' ya que se corre el riesgo de que el bizcocho no suba o baje... 

Cuando la prueba del palillo sea correcta, que el palillo salga limpio una vez se introduzca en la masa del bizcocho... Retirar del horno y dejar templar... 

Una vez templado retirar del molde y poner, al gusto, cucharaditas de miel en su superficie, una vez caliente o templado... la miel se introducirá en el bizcocho dando un sabor y toque sensacional... 


Y listo para degustar y compartir... 




Por cierto lo volví a hacer en casa de mis suegros... mientras veían el fútbol, mi hija y yo nos pusimos manos al bizcocho para complacer al abuelo que es un goloso... y cómo es muy fácil... pues tuvimos postre improvisado y casero... 




Un bizcocho muy jugoso... y dura días con la misma textura y sabor...


Hasta la próxima!!!




viernes, 12 de septiembre de 2014

Pastel de queso sencillo y rápido



Sin duda este es uno de los postres o dulces caseros de mi infancia. Un pastel de queso súper sencillo y rápido, además de apto para celíacos. 








Sin más introducciones vamos con la receta...


 Ingredientes (molde de unos 20-21 cm de diámetro, o similar, altito, o uno más grande y no es necesario que sea alto... Yo utilicé uno desmontable, redondo y de 20 cm. de diámetro y 7cm de altura):
- 3 huevos M
- 8 cucharadas soperas de azúcar, colmadas
- 3 yogures naturales Danone*
- 200 gr. de queso Philadelphia* (no light)
- 1 sobre de levadura Royal (16 gr.)
- 6 cucharadas soperas colmadas, con picota de Maizena (harina fina de maíz)


*Os recomiendo que utilicéis productos de la marca mencionada o similar ya que el sabor mejora notablemente... no soy maniática con estas cosas, pero en este caso reconozco que se nota la diferencia.




En primer lugar preparar el molde. Engrasar y poner en su base papel de horno, sulfurizado. Reservar.

Precalentar el horno a 180ºC, arriba y abajo, sin ventilador.


Vamos con la masa...

Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve (batirlas hasta que al sacar la varilla y ponerla del revés se cree una punta firme o casi firme, o hasta que al volcar el bol no se caiga el contenido... esto es más arriesgado... se forma una especie de espuma blanca densa) y reservar.

En otro bol poner las yemas y batir un poco con unas varillas manuales. Añadir el azúcar, los yogures y el queso Philadelphia. Remover bien y mezclar. A continuación añadir la maizena con la levadura, no hace falta tamizar, yo no lo hice. Remover bien con movimientos suaves.

Por último añadir esta última mezcla a las claras a punto de nieve. Añadir un tercio de la mezcla y remover y luego añadir el resto. Con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

Ahora al horno, a media altura, sobre una rejilla, así hice yo.

Hornear durante 40-45' a 180 ºC. Durante 25' con calor arriba y abajo, luego le puse papel de aluminio por encima para que no se tostara demasiado y puse calor únicamente abajo el resto del tiempo.

Lo dicho, cada horno es diferente... Una cosita, es normal que suba el pastel y luego baje, ok?.

Apagar el horno cuando al introducir un palillo en el centro del pastel, este salga limpio. Apagar el horno y dejar la puerta del horno entreabierta hasta que se temple un poco. Luego sacar y dejar templar, desmoldar y dejar enfriar.




Y ya podéis degustarlo como queráis. Yo os lo recomiendo tal cual... le puse mermelada simulando a los NY Cheesecake, pero para mi gusto enmascara completamente el sabor de este pastel de queso... quizá con crema, algo de nata, sirope o así sin más... como lo comía de pequeña...




Como se ve, es una receta súper sencilla, sin utensilios fuera de lo habitual... recuerdo cómo mi madre montaba las claras, y yo le ayudaba con un tenedor... sí con un simple tenedor... por lo que no hay excusa. 

Las medidas son cucharadas soperas y gr., por lo que otra ventaja más para realizarlo. Y digo esto porque ahora las tarrinas de queso Philadelphia las hacen más grandes, pero antiguamente eran de 200 gr. justos, vaya, yo ahora no las he visto pequeñas... y el sobre de levadura Royal lleva tal cual 16 gr. Por lo que poca cosa hay que medir



Sin más me despido hasta la próxima... tened preparado un plátano, una naranja y miel... como ingredientes más "complicados"... no os arrepentiréis... el que avisa no es traidor!!!! 

Feliz semana. 

viernes, 5 de septiembre de 2014

Magdalenas o bizcochitos de naranja y azahar




En esta ocasión y después de un mes sin publicar nada... os muestro una receta sencilla con un toque a Sevilla... por el aroma e ingredientes utilizados...

Es una receta en la que se realiza alguna técnica de elaboración diferente a la habitual, sin necesidad de sacar los ingredientes previamente para atemperar... es una de las cosas que me llamó la atención.  En ocasiones, el hecho de prevenir para realizar algún postre, ya nos hecha para atrás.... a mi me pasa, y más cuando no tengo tiempo o muchas ganas de cocinar...

Que entre sus ingredientes estuviera el agua de azahar también fue una de las cosas que me llamó la atención, pues si sois de los que realizáis el roscón de reyes o algún postre con este ingrediente... seguro que lo tenéis en la despensa ya que no se suele utilizar y acaba por caducarse... así que una receta más para la colección donde se utiliza este ingrediente no muy utilizado últimamente.

Y por último los moldes que utilicé en esta ocasión son unos moldes de silicona, que funcionan estupendamente. 
Personalmente no me gusta cocinar con este material... por varios motivos... pero con estos moldes y con las magdalenas los encuentro estupendos, facilitan el copete, y dejan una forma preciosa.

En esta ocasión hornee las magdalenas con diferentes moldes, los peques eligieron sus papelitos favoritos de dibujos animados y yo opté por estos de silicona y he de decir que fue la mejor opción, como mejor quedaron. Facilitaron el copete y su obertura, que en esta ocasión, al ser magdalenas, ese efecto me encanta... otra cosa sería para cupcakes, que los queremos planitos y he de decir que así quedaron con los papelitos... por lo que si elegís realizar cupcakes con algún tipo de cobertura, crema de mantequilla o similar os recomiendo los papelitos, quedan planitos, planitos. Pero si en cambio queréis un toque de copete y obertura os recomiendo los moldes de silicona... es mi experiencia. Y si no, lo que tengáis en casa y ya!!!




Estos moldes son de silicona, vienen 6 unidades y combinan tres colores, marrón, rosa y azul, cuestan 3'99 euros y son de Ikea. Son los únicos que tengo.




Vamos con la receta... que en esta ocasión salen unas magdalenas jugosas y esponjosas, sabor suave pero definido. 


Ingredientes para unas 12 magdalenas:

- 200 gr. de harina
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- 2 pizcas de sal
- 4 huevos L
- 180 gr. de azúcar
- 180 gr. de mantequilla 
- 80 gr. de zumo de naranja recién exprimido
- la ralladura fina de 2 naranjas
- 20 gr. o 4 cucharaditas de agua de azahar


Tamizar la harina con la levadura y la sal. Reservar.
Deshacer en el microondas la mantequilla, esta es la técnica que os comentaba, pues se acostumbra a tener la mantequilla a temperatura ambiente, por lo que hay que sacarla con antelación,... pero en esta ocasión no hace falta..., se deshace y ya.

Batir con las varillas los huevos hasta que tripliquen su volumen, se obtiene una especie de espuma. 
Añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo. 
Añadir el zumo de naranja, el agua de azahar y la ralladura de naranja, por último la mantequilla líquida y batir hasta que se mezclen los ingredientes. 
A continuación y por último añadir la harina con la levadura y la sal, poco a poco y con movimientos envolventes, con la ayuda de una espátula. No mover demasiado, sólo hasta que los ingredientes se hayan integrado. Dejar reposar la mezcla durante 20'. 

Mientras, preparar el molde de cupcakes con papelitos, o los moldes de silicona... 

Precalentar el horno a 200ºC arriba y abajo, yo con ventilador. 

Remover la mezcla y rellenar cada molde casi en su totalidad, ya que no crecen demasiado...

Introducir la bandeja de cupcakes sobre la rejilla a media altura y hornear a 180º, con calor arriba y abajo, yo con ventilador. Dejar unos 10-15' hasta que estén doraditas/os y que al introducir un palillo en la masa éste salga limpio.  

Cuando los saqué les puse una cucharadita de azúcar por encima, es opcional..., se la podéis poner antes de meterlos en el horno.  Dejar enfriar en el molde de cupcakes durante 5' (esta técnica sirve para que no se despeguen espontáneamente los papelitos de las magdalenas) y luego ponerlos sobre una rejilla hasta su total enfriamiento....


¿Podéis observar la forma tan bonita que deja en la base de la magdalena o bizcochito?




En esta ocasión derretí un poco de chocolate y lo eché por encima... 

Qué disfrutéis, por aquí me las están pidiendo de nuevo... hoy las iba a hacer pero, no pude... algo que no me suele pasar... no tengo harina de trigo, blanca!!!! 

Eso sí, hice otro postre que será la próxima receta, apta para celíacos y uno de los sabores de mi infancia sin duda alguna... recetario de mi amatxu, mamá...

Hasta pronto!!! Y deseo que hayáis pasado unas buenas vacaciones a todos los que las hayáis tenido... y ánimo y besos para los que no... nos seguimos viendo por aquí!!! 







lunes, 28 de julio de 2014

Brownie de chocolate, con cacao en polvo




Por fin encuentro una receta de brownie que me guste realmente. Personalmente, los brownies no me gustan con el tipo de nueces que solemos utilizar comúnmente en España, pero sí con nueces pecanas... aunque son más difíciles de encontrar... este no lleva, aunque se le pueden añadir.

Me gustan los brownies densos, jugosos y concentrados... que con simplemente mirarlos se puedan apreciar dichas características... no sé si me explico.... que se pegue a los dientes y cueste sacar... para gustos los colores y sabores!!!!




Y este tipo de brownie es asíiiii, nada abizcochado, ni empalagoso...

Decir que la receta original es de Dona Hay. He modificado proporciones que veía excesivas, como el azúcar, que aún llevaba más... a mi parecer el resultado es delicioso... 

Esta es otra de la recetas fáciles que podremos incorporar a nuestro recetario, si es de vuestro gusto, de aquí en adelante...


Vamos con la receta!!!

Ingredientes:

- 150 gr. de mantequilla sin sal
- 250 gr. de azúcar blanco
- 100 gr. de cacao puro en polvo, sin azúcar añadido (tipo Valor o Hershey's, éste último más difícil de encontrar)
- 3 huevos L
- 1 cucharadita de postre de extracto de vainilla o 1/2 cucharadita de postre de pasta de vainilla
- 70 gr. de harina 

Precalentar el horno a 160 ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador. 

Preparar un molde cuadrado o rectangular de unos 20x20 cm o similar... con papel sulfurizado, de horno, vegetal.

En un cazo derretir la mantequilla con el azúcar y el caco puro. Remover, yo con cuchara de madera. Una vez mezclado poner la mezcla en un bol y añadir los huevos, la vainilla y la harina y mezclar enérgicamente con la ayuda de unas varillas manuales, pero no en exceso. Hasta que se integren los ingredientes. 

Verter la mezcla en el molde preparado anteriormente, con la ayuda de una espátula, y alisar. 

Introducir en el horno a la misma temperatura ya mencionada durante 25'-30'. Hasta que el palillo salga limpio. 

Sacar del horno, dejar enfriar... 




Partir porciones  de unos 3x3 cm con un cuchillo afilado y liso y servir con abundante azúcar glass, helado, nata, frutos rojos,.... o tal cual... 

A disfrutar de un brownie tal y como a mí me gusta, denso, jugoso y concentrado, de ahi las porciones chiquititas.... aunque yo repito!!!!




Qué lo disfrutéis.... 


miércoles, 16 de julio de 2014

Cafloutis, tarta de cerezas




Tarta de origen francés, exactamente de Lemosín (Limousin), situado en el centro del país. 

Esta es otra de las recetas más simples y fáciles que estoy publicando últimamente... y aviso... a partir de ahora, con alguna excepción, va a ser así por una larga temporada... ya que se avecinan cambios como algunos de vosotros sabéis, y el tiempo prima... (De hecho ya me estoy empapando de recetas hipermegafáciles, para así poder mostrar que también que se pueden realizar postres rápidos, fáciles y muy buenos...).

Lo dicho, os muestro una de las versiones más sencillas que existen, ya que son ingredientes que se suelen tener en casa, sin apenas complicación alguna. La única pega es que hay que quitar el hueso de las cerezas, (si queréis..., ya que se dice que originalmente se hace con el hueso inclusive..., pero es más cómodo deshuesarlas para comerla... no?), este es el mayor esfuerzo que se tiene que realizar...

Es una tarta que como su propio nombre indica, y se traduce, hecha a base de una crema parecida a la de los crêpes rellena de cerezas... Se puede rellenar con otra fruta, pero su nombre cambiaría.

Existen diferentes variaciones a gusto del consumidor... añadir harina de almendra, harina de maíz, mezclar o poner únicamente nata para montar, añadir vainilla, y creo que poco más...  

Decir que en todas ellas se obtiene una rica tarta tradicional francesa, con una textura de flan denso, nada empalagosa y refrescante si se decide comer en frío...




Vamos al lío... la más simple de todas ellas es esta... 



Ingredientes:
- 450- 500 gr. de cerezas
- 100 gr. de azúcar blanquilla
- 125 gr. de harina (*celíacos)
- una pizca de sal
- 3 huevos M-L
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla (opcional y a gustos)
- 300 ml. de leche preferentemente entera
- azúcar glass si se tiene...


Lavar y quitar el hueso de las cerezas. Dejar macerar en un bol con 50gr. de azúcar blanco. 
Mientras preparamos el resto de la tarta.

Preparar un molde de unos 26 cm. de diámetro, untar con mantequilla o aceite en espray, lo que se tenga y prefiera... Reservar.

Precalentar el horno a 175 ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador.

En un cuenco o bol tamizar la harina, añadir la pizca de sal e incorporar los 50 gr. de azúcar blanco restante. Mezclar.

Añadir los huevos levemente batidos con un tenedor y mezclar todo. 
A continuación, incorporar la leche (y la vainilla en el caso de que queráis) y remover hasta que la mezcla sea homogénea. Se obtiene una mezcla fluida, es así...

Poner todas las cerezas en el fondo del molde y a continuación verter la mezcla poco a poco sobre las cerezas. 
Introducir el molde en el horno a 175-180º C con calor arriba y abajo, sin ventilador. A media altura y sobre una rejilla preferentemente. 
Hornear durante 30-40', hasta que la masa se dore levemente y al introducir un palillo en esta, salga limpio.

Aviso, al hornear la masa puede y/o subirá, no pasa nada, luego al enfriarse baja.

Sacar del horno y espolvorear con azúcar glass o el que tengáis, al gusto.





Se puede comer tibio, frío, con crema de leche, helado, nata,.... al gusto o simplemente así, tal cual.




Esta receta llegó a mis manos a través de una amiga sobre el mes de marzo... y por fin me decidí a hacerla... ¿y sabéis qué? ahora la veo por todas partes!!!! 

Otro postre sencillo y práctico. 

Feliz día y semana!!!



Notas:
*Apta para celíacos, únicamente sustituir la harina de trigo por harina de maíz, o harina especial para ellos.
-Se pueden utilizar cerezas en almíbar o similar.






sábado, 12 de julio de 2014

Mousse o crema de Panna Cotta al limón, sin gelatina



Este es uno de los postres más fáciles que he publicado hasta ahora... por sus ingredientes, por su sencillez en la elaboración, por el tiempo invertido, barato, y qué decir de los resultados...


Hace una semana mi marido trajo unos limones que le habían regalado directamente del árbol a la bolsa... y claro, salida había que darles... me vinieron genial para la Limonada Rosa y para este postre tan sencillo a la vez de bueno.





Es una especie de mousse o crema de panna cotta, así lo he llamado. Mousse por su consistencia y textura,  ya que no tiene ni la consistencia ni la textura típica que obtiene una Panna Cotta propiamente dicha, la de flan, más blando aún. No tiene ni gelatina, ni yemas de huevo para lograrlo. Panna Cotta porque es nata cocida, sencillamente... 





Os animo ha hacerlo... veréis qué sencillo... 3 ingredientes y unos 10' en elaborarlo... eso sí 4-5h de reposo en la nevera... todo hay que decirlo... pero ya nos viene bien en muchas ocasiones... así no se nos acumula el trabajo. 

¿Os animáis? 


Vamos a ello...

Ingredientes:
-500 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
-110 gr. de azúcar blanquilla
- 60 ml. de zumo de limón recién exprimido
- ralladura de un limón


En un cazo poner la nata y el azúcar, llevar a ebullición a fuego medio, sin dejar de remover. Cuando hierva bajar el fuego y cocer durante 3', seguir moviendo.

Retirar del fuego y verter el zumo de limón y la ralladura. Remover y dejar templar 5'. 
Colar la mezcla o no, como lo prefiráis.
Verter en unos vasitos, cuencos, copas,.... lo que os apetezca. 
Dejar enfriar en la nevera durante 4-5h. 

Adornar al gusto. En esta ocasión con la peladura y ralladura del propio limón y un poquito de menta, en casa se aprovecha casi todo...
Sin más....





A disfrutarlo!!! Y además fresquito, fresquito para contrarrestar el calor...

Más fácil no puede ser.... 

Hasta pronto.



Aquí tenéis una versión de una  Panna Cotta con galleta y frutos rojos que realicé.

domingo, 6 de julio de 2014

Limonada Rosa





Después de un día agotador, más bien una mañana ajetreada... no es que haya hecho demasiadas cosas (como extra realicé una ensalada de alubias, judías blancas y una empanada de atún en su totalidad, estuve dos horas de pie, y luego tooodo lo demás...) pero con el embarazo (ya de casi 30 semanas...), dos peques por la casa que por cierto, últimamente se portan bastante bien, la casa, la comida, etc... pues a veces se me hace demasiado cualquier esfuerzo extra.

Y es que los años y la mochila, que cada vez es más grande... pues pesan... y tengo la sensación... bueno la sensación no, la total realidad que por más que yo quiera tirar y hacer muchas cosas... mi cuerpo no me deja... hoy he acabado con un dolor de zona lumbar espantoso e hipermegacansada... 
Debería plantearme el ritmo que llevo... por el bien mío y del bebé que viene en camino.

Lo dicho, como empecé..., después de un día agotador nada como degustar una buena limonada... y en este caso de color rosa!!! que se quiera o no, la hace más llamativa...




Refrescante, apetecible, atractiva por su aspecto y presentación, en la terraza, a la sombra... desconectando del ajetreo... e intentando recuperar fuerzas...




Os dejo con la receta.... es del libro de Peggy Porschen y como sabéis algunos, yo no soy muy golosa en cuanto a la carga de azúcar en los postres por lo que modifiqué la receta original... pero si os gusta más dulce pues añadís azúcar y ya...



Vamos allá con la primera receta de bebida en el blog... a ver qué os parece.

Ingredientes:

- 100 ml. de zumo de limón exprimido
- 50 gr. de azúcar blanco (si te gusta con más azúcar puedes añadir... pero no más de 80 gr., aunque son gustos...)
- 600 ml. de agua
- 60 ml. de zumo de arándanos (en su defecto frambuesas o frutos rojos... o inclusive una o dos bolsitas de infusión de estos frutos que de color y un toque de sabor... el zumo lo encontré en Mercadona y es de arándanos y frutos rojos)
- cubitos de hielo
- rodajas de limón
- hojitas de menta (opcional)


En un cazo poner el zumo de limón recién exprimido, el azúcar y el agua... llevar a ebullición, mover de vez en cuando y luego bajar el fuego un poco hasta disolver el azúcar por completo, no se tarda más de 5'...
Dejar enfriar y añadir el zumo de arándanos.

Dejar enfriar en la nevera y servir con cubitos de hielo.
Adornar con las rodajas de limón y menta... imaginación!!!

Personalmente me encanta el limón, por lo que le pongo bastantes rodajas de limón e incluso la dejo macerar... a gustos...





Una bebida refrescante a parte de atractiva por su tonalidad rosada... apetece no?





Los niños la toman que da gusto verlos... aunque no sé qué les gusta más.... la limonada rosa o los cubitos que luego mordisquean... jejejeje...






Os dejo con esta composición de fotografías... me encantó!!! 





Por cierto mi madre hace una limonada con limón y hierbabuena que es una maravilla... ya subiré la receta... 
A veces buscamos fuera recetas que nos impresionan o pensamos que son diferentes... y no nos damos cuenta que en nuestro entorno más cercano hay una riqueza culinaria impresionante... opino que mi madre, entre otras virtudes, es una excelente cocinera.

Feliz semana!!!


Se aceptan sugerencias... para siguientes publicaciones... y algunos de vosotros me habéis enviado fotografías de lo que habéis realizado a través de este blog y decir que las voy a ir publicando en Facebook para que así podáis formar parte de este blog, de una manera más visible... en Instagram también estoy...

Alguna duda, no dudéis en contactar... incluso en ocasiones, a algunos de vosotros, por privado he ido asesorando de forma directa y en activo con la receta que estaban elaborando en ese mismo momento!!!  No es broma, es cierto!!!!

Lo dicho yo aprendo mucho de vosotros también, y lo más importante GRACIAS POR ESTAR...