jueves, 30 de enero de 2014

"Brownie" de chocolate blanco con frambuesas y nueces



Personalmente, no me suelen gustar los brownies, y menos con nueces... 
Esta receta la elaboré porque me lo pidieron... Además me pareció original por contener frambuesas y nueces de macadamia... con esta receta, podría ser que mi opinión, o mi paladar, cambiase de parecer respecto al brownie.

Cuando me disponía a hacerla... adivinad... no tenía chocolate negro para fundir... y decidí no hacerlo... pero pensé ¡vamos a probar cómo queda con chocolate blanco! que de ese sí tenía... además quien me lo encargo es fan del chocolate blanco... y decidí aventurarme...  

Por supuesto, las cantidades deberían ser diferentes, el chocolate blanco es más dulce, más denso... pero improvisé sobre la marcha. Añadí más chocolate, y bajé las proporciones de azúcar... el resultado fue este magnífico dulce que ha encantado a la persona que me pidió el postre y a mi marido... 

Lo catalogaron de delicioso, de lo mejorcito y además ¡¡¡adictivo!!!... son gustos... 

Cuando lo prové aún caliente, he de decir que me pareció delicioso, la mezcla con las frambuesas lo hacen algo sofisticado, diferente, texturas diferentes que se mezclan y para nada lo hacen empalagoso... me gustó. Quise probarlo en frío y siguió gustándome... 

Ya me han pedido otro... lo difícil será encontrar las frambuesas... En esta ocasión las compré en el Mercado de La Boquería, en Barcelona, uno de los mejores mercados de Europa, visita obligada para todo aquel que viene a Barcelona y más aún para los amantes de la comida.
En esta ocasión quedé para comer y me pasé por ahí.  Sé que no hay que ir tan lejos para comprarlas, pero en el pueblo donde yo vivo es un poco complicado... 

Debido a que el resultado del postre fue muy bueno aquí os dejo la receta por si os apetece... 

¡Por cierto! es una muy buena opción para elaborar en el día de San Valentín... ya está cerca... creo que este postre es bastante sugerente, llamativo por sus colores, sabores y texturas, original, e innovador, se sale de lo común en brownies...  

Un apunte, ya no se debería llamar brownie, de ahí las comillas en el título de la receta, ya que el nombre de brownie deriva del color marrón del chocolate con el que se elabora dicho postre... habría que cambiarle el nombre... 




Vamos con la receta...

Ingredientes:
- 180 gr. de chocolate blanco para fundir
- 60 gr. de mantequilla
- 150 gr. de harina
- 1/2 cucharadita de postre de levadura química tipo Royal
- 2 huevos a temperatura ambiente
- 100 gr. de azúcar
- 90 gr. de nueces o nueces de macadamia
- una bandeja pequeña de frambuesas pequeñas

Preparar un molde de unos 25X17 cm. engrasar y forrar con papel sulfurizado, vegetal, de horno. Facilitará el desmoldado.
Precalentar el horno a 180ºC arriba y abajo. Sin ventilador.
En primer lugar tamizar la harina con la levadura, reservar.
Partir las nueces. Reservar.
Fundir el chocolate blanco y la mantequilla al baño María. (técnica que consiste en utilizar dos cazos, uno más grande que otro. En el grande se introduce agua y se pone al fuego, en el otro más pequeño se introduce el chocolate y se mete en el cazo grande donde está el agua... algo importante, la cantidad de agua debe ser la justa para que al introducir el cazo pequeño en el cazo grande, debido a la presión que realiza sobre el agua, esta misma, el agua, no se desborde e introduzca en el cazo del chocolate... si no no serviría, ya que el agua estropearía el chocolate. De esta manera el agua se calienta, el calor del agua se transmite al cazo pequeño donde está el chocolate y así se evita que el chocolate se queme).

Batir, con varillas, los huevos con el azúcar hasta crear una especie de mouse, la mezcla blanquea, se puede tardar unos 5'. 
Añadir el chocolate fundido con la mantequilla a los huevos batidos. Incorporar la harina poco a poco. Mezclar con movimientos envolventes, con una espátula y finalmente incorporar las nueces. 
La masa espesa un poco, es normal, es por el chocolate blanco. Intentar que no se enfríe el chocolate al incorporarlo en la mezcla ya que intenta solidificar muy rápido. 
Verter la mezcla en el molde, igualar con una espátula e incorporar las frambuesas hundiéndolas un poco, añadir al gusto. 
Introducir en el horno, a media altura y hornear a 180ºC durante 25-30' aprox. 

Yo, a partir de los 20-25' puse papel de hornear en la superficie del brownie, me gusta que quede un poco blanquito, eso a gustos y apagué el horno en la parte de arriba. Sacar del horno cuando el palillo salga limpio al pinchar el brownie, y si os gusta medio crudillo dejarlo menos tiempo... 

Sacarlo del horno y dejarlo reposar unos 15', a continuación sacarlo del molde con la ayuda del papel de horno y dejar enfriar sobre una rejilla, si se tiene... y cuando queráis ya podéis hincarle el diente...

Resultado delicioso, el sabor dulce con el toque ácido de la frambuesa es increíble... comprobadlo vosotros mismos...




Espero que lo disfrutéis... ¡hasta la próxima! 

jueves, 23 de enero de 2014

Pan exprés

Aquí os traigo la receta del pan que os comenté en la publicación del Pan de molde blanco.





Este es un pan de principio a fin que se prepara en un momento, únicamente preparar, mezclar, verter y hornear... así dice uno de los mejores divulgadores del pan, Ibán Yarza.

Este tipo de pan se elabora de forma típica en Irlanda, utilizan la levadura tipo Royal, y es un reto a la velocidad...  aquí también publiqué otra receta del mismo tipo, Pan Irlandés.

Son panes sabrosos, versátiles, densos y jugosos... 





Lo he elaborado en numerosas ocasiones. He jugado con las diferentes proporciones de harina... desde utilizar únicamente harina panificable de trigo blanca, hasta utilizar en casi su totalidad, como la receta aquí presente, harina integral... añadiendo, o no, frutos secos, semillas, chocolate,... en fin imaginación...

En esta ocasión lo hice tal cual indica le receta y con nueces, qué decir... ¡¡¡muy bueno!!! y mejor aún.... ¡¡¡en menos de una hora!!!





Vamos con las manos al pan, literalmente. Así es como lo preparo, con las mismísimas manos... me encanta...

Ingredientes (molde alargado de unos 23 cm):
- 245 gr. de harina integral
- 15 gr. de harina de trigo blanca (de forma más específica se llama harina panificable, no os asustéis, es la harina de siempre, la de uso común, la que más utilizamos, tiene un 10-11 % de proteína, no es harina de Fuerza, cuidado... noooo, es la de siempre, ¡la que tienes en casa!, esa misma...).
- 3 cucharaditas de postre, de levadura química (tipo Royal, de postres, si).
- 280-300 gr. de agua*
- 35 gr. de miel
- 7 gr. de sal
- un puñado de nueces, en esta ocasión...


Precalentar el horno arriba y abajo a 220ºC. Poner una bandeja en la base del horno, en el último estante no, en la misma base del horno. Poner otra bandeja de horno en el último estante del horno, ahora sí. 

Preparar un molde alargado antiadherente, típico de bizcocho, de unos 23 cm de largo. Untarlo con mantequilla y harina o pincelarlo con aceite o spray antiadherente especial. Reservar.

En un cuenco o bol grande mezclar las harinas, la levadura, la sal, (frutos secos y/o semillas varias, si se quiere), la miel y por último el agua. Mezclar con la mano o con una cuchara. 
La textura que se adquiere es parecida al barro y granulosa. 
Verter el contenido en el molde, espolvorear bastante harina en la superficie,  y ponerlo en la bandeja del horno, colocada en el último estante. Verter 1/2 vaso de agua en la bandeja de más abajo, cuidado no os queméis con el vapor, cerrar el horno y dejar únicamente la temperatura del horno en la parte de abajo, solamente!!! A 220ºC, parte de abajo durante 15 minutos. 

Transcurridos los 15 minutos, poner el horno a 220ºC durante 25-30 minutos arriba y abajo. Esperar que se haga el pan, subirá y se cuarteará por arriba. Si se observa, que se quema por arriba se le puede poner un papel de aluminio... Estará hecho cuando veamos que se empieza a separar de las paredes del molde, y sobretodo, la prueba del palillo, (introducir un palillo en la zona central del pan y si sale limpio ya está listo)
Yo lo dejo 10 minutos más en el horno, con la temperatura apagada y la puerta semi-abierta, mejora la corteza. 

Dejar enfriar unos 10 minutos en el molde y posteriormente sacar del molde y dejar enfriar sobre una rejilla, si se tiene, y listo para comer... 



No me diréis que no es rápido... además es muy versátil y son ingredientes básicos de andar por casa. 
En menos de una hora un pan casero delicioso... 




¿Se puede pedir más en menos tiempo?... creo que no...

¡Qué aproveche! y hasta la próxima... 



*Dependiendo del tipo y proporción de harina que utilicéis aceptará más o menos agua... yo suelo utilizar siempre la máxima cantidad de agua si utilizo bastante harina integral, ya que absorbe bastante agua. Si la proporción de harina blanca es superior a la integral, utilizo menos cantidad de agua ya que la harina blanca no absorbe tanto... ¿me logro explicar? También os digo que cuanto más húmeda sea la masa, más jugoso es el pan... y recordad intentar lograr textura de barro grueso, como una masa de croquetas caseras... 
Una opción muy buena, es mitad y mitad, es decir, en total debe de haber 260 gr. de harina... pues poner, 130 gr. de harina integral y 130 gr. de harina de trigo blanca... o simplemente 260 gr. de harina blanca... sin más... lo que tengáis y os apetezca... eso sí poner la mínima proporción de agua, es decir, 280 gr. de agua... ¿Si?... Espero explicarme... si no ya sabéis, preguntar....

Fuente de la receta: Pan Casero, de Ibán Yarza.

jueves, 16 de enero de 2014

Timanfayas

Esta es una receta hipermegasencilla, con tan sólo dos ingredientes y no por ello menos deliciosa... está riquísima.





Es un dulce típico de las Islas Canarias, en específico de Las Palmas. Lo suelen vender en pastelerías y heladerías. Recuerdan a las típicas rocas volcánicas que se encuentran en el parque nacional de Timanfaya, en la isla de Lanzarote, de ahí su nombre... parece ser.





Podemos utilizar esas neulas o barquillos de las  navidades, que no sabemos qué hacer con ellos... 


Vamos con la receta... advierto, parece mentira que con tan sólo dos ingredientes surja un dulce tan delicioso!!! 

Ingredientes:
-25 barquillos o neulas, unos 140 gr. (varían ligeramente, son diferentes pero sirve cualquiera)
-250 gr. de chocolate para fundir (blanco, con leche, negro, el que tengáis...)

Derretir el chocolate al baño María (técnica que consiste en utilizar dos cazos, uno más grande que otro. En el grande se introduce agua y se pone al fuego, en el otro más pequeño se introduce el chocolate y se mete en el cazo grande donde está el agua... algo importante, la cantidad de agua debe ser la justa para que al introducir el cazo pequeño en el cazo grande, debido a la presión que realiza sobre el agua, esta misma, el agua, no se desborde e introduzca en el cazo del chocolate... si no no serviría, ya que el agua estropearía el chocolate. De esta manera el agua se calienta, el calor del agua se transmite al cazo pequeño donde está el chocolate y así se evita que el chocolate se queme). 
Se puede derretir el chocolate en el microondas, personalmente no me gusta, tienes que estar muy pendiente de que no se te queme y siempre he comprobado que un alimento se enfría mucho antes cuando se calienta en el microondas que al fuego... 

Cuando el chocolate esté derretido, dejar templar.

Mientras, desmenuzamos las neulas o barquillos, en trozos pequeños. Ojo, no pulverizar, trocearlos con las manos a medidas desiguales del tamaño de una uña o la mitad, a trocitos, pero no pulverizar. Yo las aplasto con los dedos y ya.

Cuando el chocolate esté templado introducir las neulas, remover y mezclar. Con la ayuda de dos cucharas realizar bolitas y dejar reposar sobre papel sulfurizado, de horno, vegetal. Dejar enfriar a temperatura ambiente y ya está..!!! Timanfayas hechas!!!!

Deliciosa receta que más sencilla no puede ser.




¡¡¡Que las disfrutéis y hasta la próxima!!!


viernes, 10 de enero de 2014

Pan de molde blanco


Este pan es uno de los panes más fáciles que realizo, en dos horas lo tenéis hecho... 

... aún hay otro que lo es más... ¡¡¡llegará!!!  

Lo podemos elaborar en casa sin ningún tipo de complicación, con artilugios de andar por casa y con ingredientes fáciles de encontrar... 

Sale sí o sí... asegurado... si sigues la receta, claro está...

Es un pan tipo molde, blanco y esponjoso, con sabores suaves y duradero. Una delicia...




Facilísimo.... vamos con la receta y con las manos a la masa....


Ingredientes (molde tipo plum cake, alargado, el mío 30x12x7'5 cm.):
- 475 gr. de harina de fuerza 
- 2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 + 1/2 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- 1 + 1/4 cucharadita de levadura seca de panadero
- 275 ml. de agua templada


Poner en un bol la harina de fuerza con la mantequilla a temperatura ambiente y mezclar. Se obtiene una textura en forma de arena gruesa, migas...
A continuación añadir el azúcar, la sal y la levadura seca, remover, y por último añadir el agua templada. Mezclar y amasar unos 8 minutos. Se consigue una masa elástica. Hacer una bola y dejar reposar en un bol con papel film transparente, o un paño enharinado, en una zona cálida de la casa. Dejar reposar durante 45-50'. Habrá doblado su tamaño, más o menos.

Amasar, de nuevo, sobre una superficie lisa y levemente enharinada, unos 2-3'. Introducir la masa un poco estirada, amodo de barra, para cubrir la base del molde previamente engrasado con aceite, mantequilla..., se puede enharinar, poner papel sulfurizado, de horno, vegetal... (yo pincelo con aceite vegetal únicamente).  

Dejar reposar durante 30' en un lugar cálido, tapado con film transparente o con un paño levemente enharinado, doblará más o menos su volumen... 

Antes de que termine el tiempo de levado, el segundo reposo... en los últimos 15', encender el horno y precalentar a 220ºC arriba y abajo. Utilizaremos dos bandejas... poner una de las bandejas (o bandeja de cerámica apta para horno) en la base misma del horno, y la otra bandeja de metal en el estante inferior del horno. En la primera bandeja, la situada en la base del horno, pondremos agua, más adelante lo explico, y en la otra es donde irá el pan. Es importante que estén calientes, facilita el horneado y la expansión del pan.

Pincelar el pan con agua y espolvorear harina por la superficie del pan. Introducir en el horno.

Introducir el pan en el horno, en la bandeja situada en el estante inferior del horno, en la de metal. A continuación y sin pausa,... no os queméis, verter 1/2 vaso de agua en la bandeja situada en la base del horno. Esto creará vapor y permitirá la humedad  apropiada para favorecer la corteza y la expansión del pan... 

Importante, al meter el pan en el horno dejar, únicamente, calor abajo, desactivar el calor en la parte de arriba (la utilizamos al precalentar el horno,... ¿os acordáis?), y seguir a 220ºC durante 10-15'. Quedará a 220ºC con calor abajo, durante 10-15'.


Transcurridos los 10'-15' con calor abajo, únicamente, disminuir la temperatura del horno a 200ºC, ahora poner calor abajo y arriba, durante 30' más... hasta ver que el pan esté hecho. Dorado por arriba, levemente cuarteado y al pinchar con un palillo este sale limpio. 

Apagar el horno y dejar el pan dentro del horno, con la puerta del horno semi-abierta durante otros 10', mejorará la corteza... es opcional. 

No os asustéis por la explicación, es muy sencillo, puedo escribirlo mucho más escueto... pero quiero que no paséis por alto nada y no dar por sentado aspectos que quizá no todo el mundo conoce... si se tiene alguna duda o pregunta hacedla,... estaré encantada de contestar y ayudar, el pan, suele dar respeto pero no es tan difícil como puede parecer... 


Sacar del horno, dejar enfriar sobre una rejilla, si se tiene, ¡¡¡y deborar!!!!




Está riquísimo... suave, esponjoso... rico, rico.... además de práctico. 




Espero que lo probéis,... como habéis leído es sencillo y bastante rápido...

Hasta la próxima, espero no tardar tanto...



Notas: 
-Yo utilizo, en vez de papel film transparente, un gorro de ducha, si, esos que encontramos en los hoteles.... esos!!!! es de lo más práctico y útil... Ya  tenéis una excusa para ir a un hotel.... jajajaja un poco cara, pero una excusa...

-Si queréis una corteza más dura y gruesa, simplemente dejar el pan más tiempo en el horno, es muy difícil que un pan se queme...

-Utilizo harina de fuerza de Lidl, es genial.

-Si os atrevéis, podéis introducir y jugar con diferentes y diversas proporciones de harina... el agua en este caso variará, ya que por ejemplo la harina integral absorbe más agua que la harina blanca....