lunes, 28 de julio de 2014

Brownie de chocolate, con cacao en polvo




Por fin encuentro una receta de brownie que me guste realmente. Personalmente, los brownies no me gustan con el tipo de nueces que solemos utilizar comúnmente en España, pero sí con nueces pecanas... aunque son más difíciles de encontrar... este no lleva, aunque se le pueden añadir.

Me gustan los brownies densos, jugosos y concentrados... que con simplemente mirarlos se puedan apreciar dichas características... no sé si me explico.... que se pegue a los dientes y cueste sacar... para gustos los colores y sabores!!!!




Y este tipo de brownie es asíiiii, nada abizcochado, ni empalagoso...

Decir que la receta original es de Dona Hay. He modificado proporciones que veía excesivas, como el azúcar, que aún llevaba más... a mi parecer el resultado es delicioso... 

Esta es otra de la recetas fáciles que podremos incorporar a nuestro recetario, si es de vuestro gusto, de aquí en adelante...


Vamos con la receta!!!

Ingredientes:

- 150 gr. de mantequilla sin sal
- 250 gr. de azúcar blanco
- 100 gr. de cacao puro en polvo, sin azúcar añadido (tipo Valor o Hershey's, éste último más difícil de encontrar)
- 3 huevos L
- 1 cucharadita de postre de extracto de vainilla o 1/2 cucharadita de postre de pasta de vainilla
- 70 gr. de harina 

Precalentar el horno a 160 ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador. 

Preparar un molde cuadrado o rectangular de unos 20x20 cm o similar... con papel sulfurizado, de horno, vegetal.

En un cazo derretir la mantequilla con el azúcar y el caco puro. Remover, yo con cuchara de madera. Una vez mezclado poner la mezcla en un bol y añadir los huevos, la vainilla y la harina y mezclar enérgicamente con la ayuda de unas varillas manuales, pero no en exceso. Hasta que se integren los ingredientes. 

Verter la mezcla en el molde preparado anteriormente, con la ayuda de una espátula, y alisar. 

Introducir en el horno a la misma temperatura ya mencionada durante 25'-30'. Hasta que el palillo salga limpio. 

Sacar del horno, dejar enfriar... 




Partir porciones  de unos 3x3 cm con un cuchillo afilado y liso y servir con abundante azúcar glass, helado, nata, frutos rojos,.... o tal cual... 

A disfrutar de un brownie tal y como a mí me gusta, denso, jugoso y concentrado, de ahi las porciones chiquititas.... aunque yo repito!!!!




Qué lo disfrutéis.... 


miércoles, 16 de julio de 2014

Cafloutis, tarta de cerezas




Tarta de origen francés, exactamente de Lemosín (Limousin), situado en el centro del país. 

Esta es otra de las recetas más simples y fáciles que estoy publicando últimamente... y aviso... a partir de ahora, con alguna excepción, va a ser así por una larga temporada... ya que se avecinan cambios como algunos de vosotros sabéis, y el tiempo prima... (De hecho ya me estoy empapando de recetas hipermegafáciles, para así poder mostrar que también que se pueden realizar postres rápidos, fáciles y muy buenos...).

Lo dicho, os muestro una de las versiones más sencillas que existen, ya que son ingredientes que se suelen tener en casa, sin apenas complicación alguna. La única pega es que hay que quitar el hueso de las cerezas, (si queréis..., ya que se dice que originalmente se hace con el hueso inclusive..., pero es más cómodo deshuesarlas para comerla... no?), este es el mayor esfuerzo que se tiene que realizar...

Es una tarta que como su propio nombre indica, y se traduce, hecha a base de una crema parecida a la de los crêpes rellena de cerezas... Se puede rellenar con otra fruta, pero su nombre cambiaría.

Existen diferentes variaciones a gusto del consumidor... añadir harina de almendra, harina de maíz, mezclar o poner únicamente nata para montar, añadir vainilla, y creo que poco más...  

Decir que en todas ellas se obtiene una rica tarta tradicional francesa, con una textura de flan denso, nada empalagosa y refrescante si se decide comer en frío...




Vamos al lío... la más simple de todas ellas es esta... 



Ingredientes:
- 450- 500 gr. de cerezas
- 100 gr. de azúcar blanquilla
- 125 gr. de harina (*celíacos)
- una pizca de sal
- 3 huevos M-L
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla (opcional y a gustos)
- 300 ml. de leche preferentemente entera
- azúcar glass si se tiene...


Lavar y quitar el hueso de las cerezas. Dejar macerar en un bol con 50gr. de azúcar blanco. 
Mientras preparamos el resto de la tarta.

Preparar un molde de unos 26 cm. de diámetro, untar con mantequilla o aceite en espray, lo que se tenga y prefiera... Reservar.

Precalentar el horno a 175 ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador.

En un cuenco o bol tamizar la harina, añadir la pizca de sal e incorporar los 50 gr. de azúcar blanco restante. Mezclar.

Añadir los huevos levemente batidos con un tenedor y mezclar todo. 
A continuación, incorporar la leche (y la vainilla en el caso de que queráis) y remover hasta que la mezcla sea homogénea. Se obtiene una mezcla fluida, es así...

Poner todas las cerezas en el fondo del molde y a continuación verter la mezcla poco a poco sobre las cerezas. 
Introducir el molde en el horno a 175-180º C con calor arriba y abajo, sin ventilador. A media altura y sobre una rejilla preferentemente. 
Hornear durante 30-40', hasta que la masa se dore levemente y al introducir un palillo en esta, salga limpio.

Aviso, al hornear la masa puede y/o subirá, no pasa nada, luego al enfriarse baja.

Sacar del horno y espolvorear con azúcar glass o el que tengáis, al gusto.





Se puede comer tibio, frío, con crema de leche, helado, nata,.... al gusto o simplemente así, tal cual.




Esta receta llegó a mis manos a través de una amiga sobre el mes de marzo... y por fin me decidí a hacerla... ¿y sabéis qué? ahora la veo por todas partes!!!! 

Otro postre sencillo y práctico. 

Feliz día y semana!!!



Notas:
*Apta para celíacos, únicamente sustituir la harina de trigo por harina de maíz, o harina especial para ellos.
-Se pueden utilizar cerezas en almíbar o similar.






sábado, 12 de julio de 2014

Mousse o crema de Panna Cotta al limón, sin gelatina



Este es uno de los postres más fáciles que he publicado hasta ahora... por sus ingredientes, por su sencillez en la elaboración, por el tiempo invertido, barato, y qué decir de los resultados...


Hace una semana mi marido trajo unos limones que le habían regalado directamente del árbol a la bolsa... y claro, salida había que darles... me vinieron genial para la Limonada Rosa y para este postre tan sencillo a la vez de bueno.





Es una especie de mousse o crema de panna cotta, así lo he llamado. Mousse por su consistencia y textura,  ya que no tiene ni la consistencia ni la textura típica que obtiene una Panna Cotta propiamente dicha, la de flan, más blando aún. No tiene ni gelatina, ni yemas de huevo para lograrlo. Panna Cotta porque es nata cocida, sencillamente... 





Os animo ha hacerlo... veréis qué sencillo... 3 ingredientes y unos 10' en elaborarlo... eso sí 4-5h de reposo en la nevera... todo hay que decirlo... pero ya nos viene bien en muchas ocasiones... así no se nos acumula el trabajo. 

¿Os animáis? 


Vamos a ello...

Ingredientes:
-500 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
-110 gr. de azúcar blanquilla
- 60 ml. de zumo de limón recién exprimido
- ralladura de un limón


En un cazo poner la nata y el azúcar, llevar a ebullición a fuego medio, sin dejar de remover. Cuando hierva bajar el fuego y cocer durante 3', seguir moviendo.

Retirar del fuego y verter el zumo de limón y la ralladura. Remover y dejar templar 5'. 
Colar la mezcla o no, como lo prefiráis.
Verter en unos vasitos, cuencos, copas,.... lo que os apetezca. 
Dejar enfriar en la nevera durante 4-5h. 

Adornar al gusto. En esta ocasión con la peladura y ralladura del propio limón y un poquito de menta, en casa se aprovecha casi todo...
Sin más....





A disfrutarlo!!! Y además fresquito, fresquito para contrarrestar el calor...

Más fácil no puede ser.... 

Hasta pronto.



Aquí tenéis una versión de una  Panna Cotta con galleta y frutos rojos que realicé.

domingo, 6 de julio de 2014

Limonada Rosa





Después de un día agotador, más bien una mañana ajetreada... no es que haya hecho demasiadas cosas (como extra realicé una ensalada de alubias, judías blancas y una empanada de atún en su totalidad, estuve dos horas de pie, y luego tooodo lo demás...) pero con el embarazo (ya de casi 30 semanas...), dos peques por la casa que por cierto, últimamente se portan bastante bien, la casa, la comida, etc... pues a veces se me hace demasiado cualquier esfuerzo extra.

Y es que los años y la mochila, que cada vez es más grande... pues pesan... y tengo la sensación... bueno la sensación no, la total realidad que por más que yo quiera tirar y hacer muchas cosas... mi cuerpo no me deja... hoy he acabado con un dolor de zona lumbar espantoso e hipermegacansada... 
Debería plantearme el ritmo que llevo... por el bien mío y del bebé que viene en camino.

Lo dicho, como empecé..., después de un día agotador nada como degustar una buena limonada... y en este caso de color rosa!!! que se quiera o no, la hace más llamativa...




Refrescante, apetecible, atractiva por su aspecto y presentación, en la terraza, a la sombra... desconectando del ajetreo... e intentando recuperar fuerzas...




Os dejo con la receta.... es del libro de Peggy Porschen y como sabéis algunos, yo no soy muy golosa en cuanto a la carga de azúcar en los postres por lo que modifiqué la receta original... pero si os gusta más dulce pues añadís azúcar y ya...



Vamos allá con la primera receta de bebida en el blog... a ver qué os parece.

Ingredientes:

- 100 ml. de zumo de limón exprimido
- 50 gr. de azúcar blanco (si te gusta con más azúcar puedes añadir... pero no más de 80 gr., aunque son gustos...)
- 600 ml. de agua
- 60 ml. de zumo de arándanos (en su defecto frambuesas o frutos rojos... o inclusive una o dos bolsitas de infusión de estos frutos que de color y un toque de sabor... el zumo lo encontré en Mercadona y es de arándanos y frutos rojos)
- cubitos de hielo
- rodajas de limón
- hojitas de menta (opcional)


En un cazo poner el zumo de limón recién exprimido, el azúcar y el agua... llevar a ebullición, mover de vez en cuando y luego bajar el fuego un poco hasta disolver el azúcar por completo, no se tarda más de 5'...
Dejar enfriar y añadir el zumo de arándanos.

Dejar enfriar en la nevera y servir con cubitos de hielo.
Adornar con las rodajas de limón y menta... imaginación!!!

Personalmente me encanta el limón, por lo que le pongo bastantes rodajas de limón e incluso la dejo macerar... a gustos...





Una bebida refrescante a parte de atractiva por su tonalidad rosada... apetece no?





Los niños la toman que da gusto verlos... aunque no sé qué les gusta más.... la limonada rosa o los cubitos que luego mordisquean... jejejeje...






Os dejo con esta composición de fotografías... me encantó!!! 





Por cierto mi madre hace una limonada con limón y hierbabuena que es una maravilla... ya subiré la receta... 
A veces buscamos fuera recetas que nos impresionan o pensamos que son diferentes... y no nos damos cuenta que en nuestro entorno más cercano hay una riqueza culinaria impresionante... opino que mi madre, entre otras virtudes, es una excelente cocinera.

Feliz semana!!!


Se aceptan sugerencias... para siguientes publicaciones... y algunos de vosotros me habéis enviado fotografías de lo que habéis realizado a través de este blog y decir que las voy a ir publicando en Facebook para que así podáis formar parte de este blog, de una manera más visible... en Instagram también estoy...

Alguna duda, no dudéis en contactar... incluso en ocasiones, a algunos de vosotros, por privado he ido asesorando de forma directa y en activo con la receta que estaban elaborando en ese mismo momento!!!  No es broma, es cierto!!!!

Lo dicho yo aprendo mucho de vosotros también, y lo más importante GRACIAS POR ESTAR...