sábado, 20 de septiembre de 2014

Bizcocho de yogur con naranja, plátano y miel




Uno de los bizcochos más conocidos y fáciles de hacer, porque siempre sale, y además con buenos resultados, sin necesidad de pesar absolutamente nada... 

Vamos a por él? Seguramente ya lo conocéis, pero aquí va...

 

Durante estas pasadas vacaciones lo hice cuando estuvimos en una casa tradicional aragonesa, en un pueblito de Huesca, Asque, con unos 10 habitantes. ¡¡Una maravilla!!! Allí pudimos descansar, disfrutar de unas maravillosas vistas, paseos, turismo... acompañados de parte de la familia... 

¡¡Gracias a los que lo prepararon todo con tanta ilusión y amor!!!




Lo dicho, lo hice porque es un bizcocho fácil de recordar, no se necesita medir nada y se utilizan pocos utensilios... además rondaban tres plátanos pochos y así los aprovechamos. Dias más tarde lo repetí en casa con otros ingredientes extras... ya que se puede hacer con los ingredientes básicos, y a partir de ahí añadir lo que nos apetezca o tengamos... 

Vamos allá... no hay excusas para no tener un bizcocho en casa... fácil, fácil y sale seguro.


Ingredientes:
- 3 huevos 
- 1 yogur natural

 Con las medidas del recipiente del yogur...
- 1 vasito de aceite de oliva suave (o mitad de oliva y mitad de girasol, probado y buenos resultados)
- 1 + 1/2 vasito de azúcar (sabéis que suelo poner menos azúcar, la receta original lleva 2 vasitos)
- 3 vasitos de harina *
- 1 sobre de levadura (impulsor, polvo de hornear) tipo Royal, la de siempre (16 gr.)
- el zumo de una naranja recién exprimida
- 1 plátano maduro chafado
- miel (en esta ocasión utilicé una miel de romero realizada artesanalmente en Asque, una delicia)

*Podéis utilizar harina bizcochona, la que tiene levadura incorporada, y así no añadís la levadura a parte...


Precalentar el horno a 175ºC. Con calor arriba y abajo, sin ventilador. 

Preparar un molde, en este caso utilicé uno rectangular, los de toda la vida, tipo "plum cake", engrasar y reservar. O el que dispongáis... como en este caso que estábamos de vacaciones y utilicé el que había, una bandeja de horno...

Tamizar la harina con la levadura. Reservar.

Batir los huevos hasta que tripliquen su volumen y blanqueen, lo hice a mano... añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo. Incorparar el aceite, el yogur, el zumo de naranja y remover. Incorporar la harina tamizada con la levadura, mezclar con una espátula, y por último añadir el plátano bien chafado. Volver a mezclar. 

Verter la mezcla en el molde preparado e introducir en el horno a media altura, sobre una rejilla. Durante 40' aprox. a 175ºC, con calor arriba y abajo. Si se tuesta demasiado por encima, colocar un poco de papel de aluminio en la superficie, mínimo cuando hayan transcurrido 25' ya que se corre el riesgo de que el bizcocho no suba o baje... 

Cuando la prueba del palillo sea correcta, que el palillo salga limpio una vez se introduzca en la masa del bizcocho... Retirar del horno y dejar templar... 

Una vez templado retirar del molde y poner, al gusto, cucharaditas de miel en su superficie, una vez caliente o templado... la miel se introducirá en el bizcocho dando un sabor y toque sensacional... 


Y listo para degustar y compartir... 




Por cierto lo volví a hacer en casa de mis suegros... mientras veían el fútbol, mi hija y yo nos pusimos manos al bizcocho para complacer al abuelo que es un goloso... y cómo es muy fácil... pues tuvimos postre improvisado y casero... 




Un bizcocho muy jugoso... y dura días con la misma textura y sabor...


Hasta la próxima!!!




viernes, 12 de septiembre de 2014

Pastel de queso sencillo y rápido



Sin duda este es uno de los postres o dulces caseros de mi infancia. Un pastel de queso súper sencillo y rápido, además de apto para celíacos. 








Sin más introducciones vamos con la receta...


 Ingredientes (molde de unos 20-21 cm de diámetro, o similar, altito, o uno más grande y no es necesario que sea alto... Yo utilicé uno desmontable, redondo y de 20 cm. de diámetro y 7cm de altura):
- 3 huevos M
- 8 cucharadas soperas de azúcar, colmadas
- 3 yogures naturales Danone*
- 200 gr. de queso Philadelphia* (no light)
- 1 sobre de levadura Royal (16 gr.)
- 6 cucharadas soperas colmadas, con picota de Maizena (harina fina de maíz)


*Os recomiendo que utilicéis productos de la marca mencionada o similar ya que el sabor mejora notablemente... no soy maniática con estas cosas, pero en este caso reconozco que se nota la diferencia.




En primer lugar preparar el molde. Engrasar y poner en su base papel de horno, sulfurizado. Reservar.

Precalentar el horno a 180ºC, arriba y abajo, sin ventilador.


Vamos con la masa...

Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve (batirlas hasta que al sacar la varilla y ponerla del revés se cree una punta firme o casi firme, o hasta que al volcar el bol no se caiga el contenido... esto es más arriesgado... se forma una especie de espuma blanca densa) y reservar.

En otro bol poner las yemas y batir un poco con unas varillas manuales. Añadir el azúcar, los yogures y el queso Philadelphia. Remover bien y mezclar. A continuación añadir la maizena con la levadura, no hace falta tamizar, yo no lo hice. Remover bien con movimientos suaves.

Por último añadir esta última mezcla a las claras a punto de nieve. Añadir un tercio de la mezcla y remover y luego añadir el resto. Con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

Ahora al horno, a media altura, sobre una rejilla, así hice yo.

Hornear durante 40-45' a 180 ºC. Durante 25' con calor arriba y abajo, luego le puse papel de aluminio por encima para que no se tostara demasiado y puse calor únicamente abajo el resto del tiempo.

Lo dicho, cada horno es diferente... Una cosita, es normal que suba el pastel y luego baje, ok?.

Apagar el horno cuando al introducir un palillo en el centro del pastel, este salga limpio. Apagar el horno y dejar la puerta del horno entreabierta hasta que se temple un poco. Luego sacar y dejar templar, desmoldar y dejar enfriar.




Y ya podéis degustarlo como queráis. Yo os lo recomiendo tal cual... le puse mermelada simulando a los NY Cheesecake, pero para mi gusto enmascara completamente el sabor de este pastel de queso... quizá con crema, algo de nata, sirope o así sin más... como lo comía de pequeña...




Como se ve, es una receta súper sencilla, sin utensilios fuera de lo habitual... recuerdo cómo mi madre montaba las claras, y yo le ayudaba con un tenedor... sí con un simple tenedor... por lo que no hay excusa. 

Las medidas son cucharadas soperas y gr., por lo que otra ventaja más para realizarlo. Y digo esto porque ahora las tarrinas de queso Philadelphia las hacen más grandes, pero antiguamente eran de 200 gr. justos, vaya, yo ahora no las he visto pequeñas... y el sobre de levadura Royal lleva tal cual 16 gr. Por lo que poca cosa hay que medir



Sin más me despido hasta la próxima... tened preparado un plátano, una naranja y miel... como ingredientes más "complicados"... no os arrepentiréis... el que avisa no es traidor!!!! 

Feliz semana. 

viernes, 5 de septiembre de 2014

Magdalenas o bizcochitos de naranja y azahar




En esta ocasión y después de un mes sin publicar nada... os muestro una receta sencilla con un toque a Sevilla... por el aroma e ingredientes utilizados...

Es una receta en la que se realiza alguna técnica de elaboración diferente a la habitual, sin necesidad de sacar los ingredientes previamente para atemperar... es una de las cosas que me llamó la atención.  En ocasiones, el hecho de prevenir para realizar algún postre, ya nos hecha para atrás.... a mi me pasa, y más cuando no tengo tiempo o muchas ganas de cocinar...

Que entre sus ingredientes estuviera el agua de azahar también fue una de las cosas que me llamó la atención, pues si sois de los que realizáis el roscón de reyes o algún postre con este ingrediente... seguro que lo tenéis en la despensa ya que no se suele utilizar y acaba por caducarse... así que una receta más para la colección donde se utiliza este ingrediente no muy utilizado últimamente.

Y por último los moldes que utilicé en esta ocasión son unos moldes de silicona, que funcionan estupendamente. 
Personalmente no me gusta cocinar con este material... por varios motivos... pero con estos moldes y con las magdalenas los encuentro estupendos, facilitan el copete, y dejan una forma preciosa.

En esta ocasión hornee las magdalenas con diferentes moldes, los peques eligieron sus papelitos favoritos de dibujos animados y yo opté por estos de silicona y he de decir que fue la mejor opción, como mejor quedaron. Facilitaron el copete y su obertura, que en esta ocasión, al ser magdalenas, ese efecto me encanta... otra cosa sería para cupcakes, que los queremos planitos y he de decir que así quedaron con los papelitos... por lo que si elegís realizar cupcakes con algún tipo de cobertura, crema de mantequilla o similar os recomiendo los papelitos, quedan planitos, planitos. Pero si en cambio queréis un toque de copete y obertura os recomiendo los moldes de silicona... es mi experiencia. Y si no, lo que tengáis en casa y ya!!!




Estos moldes son de silicona, vienen 6 unidades y combinan tres colores, marrón, rosa y azul, cuestan 3'99 euros y son de Ikea. Son los únicos que tengo.




Vamos con la receta... que en esta ocasión salen unas magdalenas jugosas y esponjosas, sabor suave pero definido. 


Ingredientes para unas 12 magdalenas:

- 200 gr. de harina
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- 2 pizcas de sal
- 4 huevos L
- 180 gr. de azúcar
- 180 gr. de mantequilla 
- 80 gr. de zumo de naranja recién exprimido
- la ralladura fina de 2 naranjas
- 20 gr. o 4 cucharaditas de agua de azahar


Tamizar la harina con la levadura y la sal. Reservar.
Deshacer en el microondas la mantequilla, esta es la técnica que os comentaba, pues se acostumbra a tener la mantequilla a temperatura ambiente, por lo que hay que sacarla con antelación,... pero en esta ocasión no hace falta..., se deshace y ya.

Batir con las varillas los huevos hasta que tripliquen su volumen, se obtiene una especie de espuma. 
Añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo. 
Añadir el zumo de naranja, el agua de azahar y la ralladura de naranja, por último la mantequilla líquida y batir hasta que se mezclen los ingredientes. 
A continuación y por último añadir la harina con la levadura y la sal, poco a poco y con movimientos envolventes, con la ayuda de una espátula. No mover demasiado, sólo hasta que los ingredientes se hayan integrado. Dejar reposar la mezcla durante 20'. 

Mientras, preparar el molde de cupcakes con papelitos, o los moldes de silicona... 

Precalentar el horno a 200ºC arriba y abajo, yo con ventilador. 

Remover la mezcla y rellenar cada molde casi en su totalidad, ya que no crecen demasiado...

Introducir la bandeja de cupcakes sobre la rejilla a media altura y hornear a 180º, con calor arriba y abajo, yo con ventilador. Dejar unos 10-15' hasta que estén doraditas/os y que al introducir un palillo en la masa éste salga limpio.  

Cuando los saqué les puse una cucharadita de azúcar por encima, es opcional..., se la podéis poner antes de meterlos en el horno.  Dejar enfriar en el molde de cupcakes durante 5' (esta técnica sirve para que no se despeguen espontáneamente los papelitos de las magdalenas) y luego ponerlos sobre una rejilla hasta su total enfriamiento....


¿Podéis observar la forma tan bonita que deja en la base de la magdalena o bizcochito?




En esta ocasión derretí un poco de chocolate y lo eché por encima... 

Qué disfrutéis, por aquí me las están pidiendo de nuevo... hoy las iba a hacer pero, no pude... algo que no me suele pasar... no tengo harina de trigo, blanca!!!! 

Eso sí, hice otro postre que será la próxima receta, apta para celíacos y uno de los sabores de mi infancia sin duda alguna... recetario de mi amatxu, mamá...

Hasta pronto!!! Y deseo que hayáis pasado unas buenas vacaciones a todos los que las hayáis tenido... y ánimo y besos para los que no... nos seguimos viendo por aquí!!!