viernes, 7 de agosto de 2015

Bastones de pan o grissini

Quién no ha ido de niño, a la panadería con sus padres y/o abuelos, y no ha comido uno de estos bastones típicos de pan... yo lo recuerdo en mi infancia, seguro que muchos de vosotros también...   




Actualmente, existen algunas panaderías que los tienen y los elaboran artesanalmente... mis hijos también viven esta experiencia...

Pues bueno... hoy os traigo la receta sencilla de estos bastones de pan. Están riquísimos y se pueden aromatizar y/o presentar con diferentes semillas... al gusto, vamos...

También es una muy buena actividad para realizar con los más pequeños... no la dejéis escapar...  les encanta meter las manos en la masa... nosotros lo hemos hecho y hemos disfrutado muchísimo, además de hacerlos genial... tienen una traza haciendo churrillos!!!! 

Es un placer, es mágico, poder comer algo que has elaborado con tus propias manos, con ingredientes tan básicos, donde se ve el proceso de elaboración... hasta el punto tan increíble de convertirse y surgir el pan... 
¿No crees?


Vamos con la receta...

Ingredientes:
- 125 gr. de agua
- 7 gr. levadura fresca
- 25 gr. de aceite de oliva
- 250 gr. de harina panificable, panadera (10-11% de proteina)
- 4 gr. de sal fina
- aceite de oliva para pincelar
- semillas para decorar

Disolver en un cuenco grande la levadura con el agua. Añadir el aceite de oliva y mezclar. 
A continuación incorporar la harina y la sal. 
Amasar hasta conseguir una masa más o menos lisa...
Untar un cuenco con aceite, formar una bola con la masa y meterla en el cuenco. 
Dejar reposar durante una hora a temperatura ambiente, hasta que haya doblado su volumen... no olvidéis taparlo con film transparente o con un gorro de ducha (éste último va estupendamente bien).

Coger la bola de masa, que está llena de gas, y "desgasar", con las manos, apretando la masa con los dedos los dedos, sobre una superficie levemente enharinada... yo apenas puse harina, es una masa muy fácil de manipular, no se pega.

Dejar reposar unos 10'.

Precalentar el horno a 200º, con calor arriba y abajo.
Preparar una bandeja de horno con papel sulfurizado, de horno.

Ahora con la ayuda de un rodillo, si queréis podéis enharinarlo un poco... realizar con la masa, un rectángulo de 1cm de grosor aproximadamente. 
A continuación, con la ayuda de un corta pizzas o un cuchillo bien afilado, realizar tiras de 1cm de ancho aproximadamente y formar, con la ayuda de las palmas de las manos, cilindros, churrillos,... hacer rodar la masa entre las manos y la superficie de trabajo. Cuanto más finos sean más crujientes... (Éste paso lo hice con los peques, y se lo pasaron genial...).

Disponer los grissini, los bastones sobre la bandeja de horno, no es necesario que haya mucha separación entre ellos, con 1cm entre ellos es suficiente. Pincelar levemente, cada bastoncito, con aceite de oliva y espolvorear las semillas o la sal... (yo lo hice con la ayuda de los dedos, tocando directamente el bastón para que se pegasen bien, el lino se me despegó al sacarlo del horno... los que hice con sal gorda no... con otras semillas no sé... he comprado sésamo para probar...).

Hornear a media altura del horno a 200ºC hasta que empiecen a estar doraditos. Sacarlos del horno y dejar enfriar, si se puede sobre una rejilla... si no, no pasa nada... lo he probado.




Y ya podéis disfrutarlos y picar entre horas... están deliciosos y se mantienen crujientes. Yo los tengo en la cocina en un bote al aire libre y de un día para otro no hay cambio... eso sí van bajando en número....

Espero que los disfrutéis... Feliz verano!!! Felices vacaciones a los que las tenéis... por mi parte ya las disfruté, pero seguiré veraneando sin vacaciones!!! Es una buena actitud no? El vaso siempre lleno... 

Besos.