viernes, 25 de septiembre de 2015

Pound Cake de queso Philadelphia y limón

Estrenamos un nuevo otoño!!! Toda una estación por delante para aprender, descubrir, disfrutar, saborear, experimentar, crecer... y hornear!!! Cada estación trae su gama de color, olor y sabor!!!

Personalmente, intento tener algo dulce y casero para poder echar mano de él en el momento del café (y para que los demás puedan comerlo... claro). Suelo tomar un café antes de ir al colegio a buscar a los peques... ese momento es mío y lo necesito... aquí mi propuesta. 

Os muestro uno de los pound cakes más buenos que he probado hasta ahora, un sabor suave y delicioso que gusta a todos. Ideal para tener en casa y acompañarlo con una bebida caliente o lo que gustéis... 



Decir que los pound cakes, en su origen, constaban de 4 ingredientes básicos (harina, huevos, mantequilla y azúcar) todos en la misma proporción, de ahí deriva su nombre... no llevaban levadura, impulsor químico ... pero como ya se sabe... el paso del tiempo y el hombre modifican recetas y surgen variantes... por lo que no sé, si deberían llamarse pound cakes... ya que no guardan su origen... 

Tengo algo especial con esta greña... comentar que la receta es del último libro de Bea Roque, El Rincón de Bea, una de las bloggeras más conocidas en el mundo de la repostería... una de mis fiables, fue a la primera a la que seguí, y de esto hace ya unos 7 años...

Os explico... la segunda fotografía que aparece en este post, la publiqué en Instagram, y la misma Bea Roque me felicitó por su greña, dijo que era impresionante, y que estaba mucho mejor que la que publicó ella en su libro... que era bestial!!! palabras textuales... sinceramente me hizo muchísima ilusión... 

Algo que sí guarda esta receta es uno de los pasos básicos... el batido de la mantequilla con el azúcar... debe integrarse lo máximo posible para lograr una jugosidad y esponjosidad increíble... y la consecuente greña que se forma en su superficie... 




Si te animas...

Vamos con la receta... 


Ingredientes, a temperatura ambiente y para un molde alargado de unos 21-23cm:
- 175 gr. de mantequilla
- 100 gr. de queso crema, tipo Philadelphia
- 200 gr. de azúcar
- 3 huevos L
- ralladura de 1 limón
- 175 gr. de harina
- 50 gr. de almidón de maíz (que no es otra cosa que Maizena)
- 1/2 cucharadita de levadura química tipo Royal
- 1/4 de cucharadita de bicarbonato
- 1/4 de cucharadita de sal

En primer lugar precalentar el horno a 175ºC, con calor arriba y abajo y sin aire. Poner la rejilla en la parta central del horno.

Preparar un molde alargado, rectangular, estrecho (típico y conocido como de plum cake), engrasarlo con spray desmoldante o aceite, con la ayuda de un pincel de silicona o servilleta. Yo suelo poner, además, papel sulfurizado, de horno, un corte rectagular largo, de tal forma que cubra la base del molde y sobresalga por los lados más estrechos del molde, de este modo facilita muchísimo el desmoldado.

En un bol tamizar la harina, el almidón de maíz con la levadura, la sal y el bicarbonato. Reservar.

En otro bol batir la mantequilla con el queso crema hasta que se hayan integrado. A continuación añadir el azúcar y batir hasta que se forme una crema suave, balnquecina y esponjosa. El azúcar apenas se nota al tacto, en teoría debe de haberse disuelto por completo, yo nunca lo logro... aunque el kit está en este paso, para lograr una máxima esponjosidad y que suba. Yo creo que aún así lo he conseguido...

Ahora incorporar los huevos de uno en uno, ligeramente batidos y no incorporar el siguiente hasta que el anterior no esté integrado en la masa. Añadir la ralladura de limón.

Finalmente añadir los ingredientes anteriormente tamizados junto con la harina. Añadirlos poco a poco y mezclar hasta que se hayan incorporado, no mezclar en exceso.

Por último verter la masa en el molde previamente preparado e introducir en el horno a media altura, sobre una rejilla, a 175ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador.
Hornear unos 50' aproximadamente, hasta que el palillo salga limpio una vez lo introducimos en el centro del pound cake.

Dejar enfriar en el molde, sobre una rejilla unos 15', y posteriormente desmoldar con cuidado. 
Dejar enfriar por completo.

Y a disfrutarlo!!!!


             


Aquí la greña que debe salir en su superficie, y cuanto más grande mejor... a la vista está... 


       


Una miga increíble y espectacular..., tostadito por fuera y tierno, jugoso por dentro....

Te animas? Adelante!!!

Hasta la próxima receta... nunca sé cuándo va a ser... y eso no está bien... 

Lo que sí sé es que os deseo que al menos una vez al día sonriáis, merece la pena... siempre hay algún motivo... no lo olvidéis!!!!