martes, 16 de febrero de 2016

Galletas de mantequilla, Shortbread



Shortbread, son unas deliciosas galletas hechas con mantequilla típicas de Escocia. En otros países, también son muy conocidas y apreciadas.

Seguramente las habréis visto, en más de una ocasión, en los centros comerciales... y tan sólo están hechas con 3 ingredientes, que habitualmente tenemos en casa.


Tengo la receta desde hace bastantes años... me la trajo mi hermano de Inglaterra. Es una fotocopia de un libro de texto escolar, por lo que sencilla lo es un rato!!! 


En la receta os explico varias formas de hacerlas, la masa es la misma, lo único que varía es la forma. 

Estas son las tres formas típicas de preparar estas galletas: en forma de "dedos-fingers", así se les llama,  rectángulos de unos 2 cm ; en forma de galletas redondas "shortbread rounds"; y en forma de un gran círculo, que se divide en porciones individuales.

En esta fotografía podéis ver casi todas sus variantes... 




Vamos al lío con la masa... ¡sólo 3 ingredientes! y si os fijáis es una receta muy fácil de recordar, incluso en proporción... 1, 2, 3.


Ingredientes para unas 20 galletas:

- 100 gr. de azúcar blanquilla
- 200 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente, mínimo 82% de M.G.)
- 300 gr. de harina de trigo normal

Precalentar el horno con calor arriba y abajo, sin aire a 180 ºC.

Preparar una bandeja de horno con papel sulfurizado, papel de horno y reservar.

Batir el azúcar y la mantequilla unos 5' aproximadamente. Hasta que blanquee y se consiga una textura cremosa.

Añadir la harina y mezclar. Amasar hasta conseguir que los ingredientes se integren. Al principio se crea una textura de arena pero luego se integran y se forma una masa homogénea.


Una vez se tiene la masa, existen diferentes variantes para darles forma... (imaginación) !La más fácil, opción 2!

1- "Fingers o dedos" Estirar la masa en forma de rectángulo de un grosor de 1 cm, con la ayuda de un rodillo, o vaso o botella, lo que tengáis, y enharinando (espolvorear harina sobre el rodillo y la superficie a trabajar). Lo podéis hacer directamente sobre la bandeja antes preparada, o sobre una superficie enharinada levemente.

Dividir la masa, el rectángulo, en unos 20 trozos rectangulares, o como queráis, con la ayuda de un cuchillo enharinado (enharinarlo cada vez que cortéis la masa, así no se os pegara al cuchillo y el corte quedará limpio). No separéis las porciones, únicamente cortarlas. 


2 - "Shortbread rounds" Galletas redondas u ovaladas. En vez de realizar galletas rectangulares, una forma súper sencilla, y la más rápida, es formar bolas del tamaño que queramos, y aplastamos levemente.  Es una muy buena opción, y si queréis complicar un poco esta opción, podéis utilizar sellos para galletas...


3 - Utilizar un molde redondo de unos 18 cm o un molde rectangular, a ser posible desmontable,  forrar con papel sulfurizado y depositar la masa en él. Nivelar la masa con las manos o con una superficie lisa y dividir con un cuchillo, formando triángulos o rectángulos... lo que queráis, yo lo he hecho de todas esas maneras...

Es muy típico realizarles agujeritos en la superficie con la ayuda de un palillo o tenedor... 

Introducir en el horno a media altura y a 180ª durante unos 30', hasta que empiecen a dorarse  (si se doran demasiado poner papel de plata por encima).

Retirar del horno y espolvorear azúcar por encima. Al azúcar le podéis añadir canela... si os gusta... 

Cuando se saquen del horno, dejar reposar 10', y a continuación acabar de cortar con el cuchillo, y no desmoldar o movilizar hasta  que se enfríen... salen blandas, luego se endurecen.

Aunque calientes están de rechupete... y frías también....




No me digáis que no son fáciles... la opción más sencilla es la de formar galletas redondas...

Ánimo y al lío... aunque de lío poco... la verdad....

Deseo que os gusten!!!