miércoles, 27 de abril de 2016

Tartaletas de crema pastelera y fruta





Hoy por hoy necesito rapidez en mis postres o que se puedan realizar con antelación... y no siempre lo consigo y entonces sufro de estrés... y muchos diréis pues no hagas postres... pero he de decir que es una de mis mayores vías de escape y los necesito... disfruto como una enana en la cocina y no lo puedo remediar... y es que cada semana algo dulce, como mínimo, ronda por casa o por alrededores... ya que en muchas ocasiones repartimos... y no, no señores!!!! no nos los comemos todos!!! Hay que compartir, compartir el engorde...  por que la vida compartida es mejor y tiene sentido... 

Total, que os muestro una de mis recetas resultonas, que por cierto se me ocurrió, y claro como ya está todo inventado, al buscar información.... resulta que es una de las recetas más tradicionales de nuestro país, con ingredientes baratos y fáciles de encontrar, sencilla de hacer,  además de estar tremendamente buena... unas deliciosas Tartaletas de crema pastelera. 
Tradicionalmente se realizaba con masa de hojaldre... pero yo le doy un toque de rapidez, facilidad y menos dulce... además de más barato... si cabe aún... 
Originalmente se llaman Felipes de Fornos. Tienen su historia... aquí podéis conocerla.... El Comidista.

La crema pastelera la podemos hacer con unos días de antelación y guardar en la nevera, no hay problema... y por otro lado, el mismo día, o un día anterior... hornear las obleas de empanadillas de La Cocinera (marca que utilizo), de las pequeñas, que vienen 16 y cuestan unos 0'75 aprox.

He de decir que recomiendo el montaje de la tartaleta en el momento de servir... para que la oblea no se reblandezca por el efecto de la crema pastelera... aún así, si se reblandece es buenísima, de eso no hay duda...

¿Os animáis?




Vamos al lío.... 

Ingredientes:

- Obleas de empanadillas La Cocinera. (las pequeñas, vienen 16 y cuestan unos 75 céntimos aprox. en función de dónde las compréis claro está). Se puede utilizar también hojaldre... y cortar en círculos... imaginación... pero creo que con las obleas todo es más sencillo y los sabores no son tan empalagosos ya que la oblea no es dulce. 

- Una o dos porciones de la Crema Pastelera Infalible  (la encontraréis clickando sobre ella y aparecerá la receta de los profiteroles, más abajo está...) (una o dos porciones en función de si queréis hacer todas las obleas o la mitad)

-Fruta al gusto. En esta ocasión fresas partidas por la mitad. 

- Canela en polvo, si os gusta...


En primer lugar realizar la famosa Crema Pastelera Infalible, decir que sale seguro y que está de vicio... no digo más... 

Una vez hecha, dejar templar un poco y guardar en la nevera dentro de en un recipiente, personalmente prefiero de cristal, taparla con papel de film, el transparente, pero tocando la superficie de la crema pastelera en su totalidad, que no quede aire entre el film  y la crema... creo que me explico... de esta manera no se formará una capa dura en la superficie de la crema.. tapar con la tapa o volver a poner otra capa de papel film... se conservará estupendamente... 

En el momento de utilizar remover enérgicamente y ya... 


Cuando vayamos a hornear las obleas de empanadillas, precalentar el horno a unos 200 ºC, arriba y abajo. 

Preparar una bandeja con huecos para cupcakes, o magdalenas, flaneras, lo que tengáis... engrasar levemente con aceite en spray, o mantequilla, o lo que utilicéis... con la ayuda de una brocha, o papel de cocina... y posteriormente enharinar la superficie de cada hueco, (espolvorear harina con ayuda de un colador será más fácil, sacudir el exceso...). De esta manera la oblea desmoldará sin problemas.

Colocar las obleas de empanadillas en los huecos de la bandeja, una por hueco... colocar presionando levemente para darle la forma del hueco, ajustar al fondo y los bordes, se pueden hacer pliegues para cuadrar... pinchar con la ayuda de un tenedor o pincho de madera la base de la oblea. 

Rellenar cada oblea con garbanzos secos, existen otros artilugios específicos para ello, como bolas de cerámica, pero esta es más económica e igual de eficaz... para evitar que la oblea se hinche... (sobre todo si se hace con hojaldre).

Introducir en el horno a media altura durante unos 10'- 15' aprox. a 200ºC, hasta que empiecen a dorarse...

Dejar enfriar y desmoldar sin problema alguno... 


Ya tenemos las obleas y la crema pastelera. Sólo falta preparar la fruta y poco más. 

En el momento del montaje ponemos en un plato individual o bandeja... las obleas. 

Extraer la crema pastelera, de la nevera unos 10' antes de servir, yo la pongo en una manga pastelera, me parece más cómodo para servir, pero a cucharadas también se puede... con el riesgo de que os llevéis alguna a la boca... eso sí, luego cambiar de cuchara por favor... jajajajaja... bromas a parte...

Rellenar cada tartaleta con la crema pastelera y decorar al gusto con la fruta elegida. 

Espolvorear con canela si se desea... y a servir y disfrutar de unos de los postres más exquisitos y dignos de la pastelería, bajo mi punto de vista. 




Me despido y espero que os haya gustado la receta y la pequeña introducción al postre... Sin más me despido hasta la próxima... cuando? no lo sé... me gustaría estar más a menudo, pero hoy por hoy no me es nada fácil... 

Una cosa os digo... Intentad disfrutar de las pequeñas cosas que tenemos a nuestro alrededor, mirad al cielo más a menudo y aprended a mirar... son unos pequeños secretos que he descubierto para ser cada día un poco más feliz... Besos.... 

Si quieres saber más secretos, te espero por Instagram o Facebook allí estoy muy a menudo... el nombre es el mismo que el del blog.